Seal y Heidi Klum se dejan contagiar en familia por la magia de Disney

El cantante británico y la modelo alemana disfrutaron con sus hijos de las atracciones que ofrece el popular parque infantil

Una de las parejas más estables del mundo del espectáculo, la formada por el cantante Seal y la modelo Heidi Klum, sigue viviendo en una permanente luna de miel a juzgar por las imágenes que continúan regalándonos tres años después de su boda. Tras haber aprovechado este verano sus vacaciones en Europa, donde disfrutaron con sus hijos de las playas italianas de Cerdeña y de los encantos de la ciudad de París, la familia al completo regresó a su hogar en Estados Unidos. Sin embargo, los días de diversión no han acabado para ellos.

El pasado martes, y vestidos de manera informal, la pareja decidió llevar a sus tres pequeños al parque Disneyland en Anaheim, California. Acompañados por un guardaespaldas y un par de niñeras, Seal y Heidi disfrutaron como dos niños más de algunas de las atracciones que ofrece el popular parque infantil. Así, ninguno de los dos dudó en montarse con Leni, de cuatro años, Henry, que cumplirá tres la próxima semana, y Johan, de casi dos, en las tazas giratorias de Alicia en el país de las maravillas o en los elefantes voladores de Dumbo.

Un padrazo con los niños
Durante su estancia en el recinto, el músico británico nos hizo testigos de la soltura con la que se desenvuelve como padre. Incluso con la pequeña Leni, fruto de la relación que la ‘top’ alemana mantuvo con el jefe de la escudería de Renault Flavio Briatore. El artista parece haber congeniado a la perfección con la pequeña, a quien llevó a hombros durante su paseo por el parque. El cantante se convirtió en el perfecto compañero de juegos de los niños ante la atenta y orgullosa mirada de su feliz mamá. Una vez terminada la visita, toda la familia puso rumbo al parque California Adventure, separado del anterior pero ubicado en el mismo resort.

Más sobre: