Con sólo trece años, Emily, la hija de Gloria Estefan, debuta junto a su madre como guitarrista

Interpretó además un solo de batería en el concierto que la cubana ofreció en Marbella

El ritmo latino de Gloria Estefan fue suficiente reclamo para abarrotar el prestigioso Club de Tenis Puente Romano, de Marbella. La cubana reunió a sus más incondicionales en uno de los últimos conciertos que dará en directo, ya que, a sus cincuenta años y pese a que no dejará de grabar discos, quiere poner punto y final a sus giras. Sus grandes éxitos mezclados con los temas de su último trabajo, 90 millas, hicieron las delicias del público, entre el que se pudieron ver caras conocidas como Norma Duval y su marido José Frade, Gunilla Von Bismarck y su inseparable ex, Luis Ortiz, y Hubertus y su novia Simona.

Las emociones de la noche subieron de intensidad cuando la hija de Gloria, Emily, de sólo trece años subió al escenario. Su madre, que aprovechó la ocasión para darle la alternativa musical, la presentó como la nueva "Estefanita" y ella respondió con creces a tal honor con un increíble solo de guitarra y batería. La ovación fue enorme y la niña agradeció con la mejor de las sonrisas algunos regalos que el público lanzó al escenario, como un cojín con forma de corazón.

Entre bambalinas, un orgulloso Emilio Estefan apoyaba a las dos mujeres de su vida, con las que esa misma tarde había recorrido los lugares más emblemáticos de Puerto Banús. La pareja tiene además otro hijo Nayib, de 28 años, que, siguiendo también los pasos de sus progenitores en la música, es compositor.

Más sobre: