Madonna se 'reinventa' en el primer concierto de su nueva gira mundial

La 'reina del Pop' ofreció una espectacular actuación en la que cuidó cada detalle y cambió hasta ocho veces de vestuario

La ciudad de Cardiff vivió ayer una noche inolvidable. El Millennium Stadium de la capital galesa, que pasó de ser un campo de rugby a albergar un gran escenario, fue el lugar elegido por Madonna para dar el pistoletazo de salida a su nueva gira mundial, Sticky & Sweet Tour. Pese a que la actuación comenzó cerca de una hora y media más tarde de lo anunciado, su voz volvió a cautivar a los cerca de 40.000 fans que habían logrado hacerse con una entrada.

Haciendo gala de su apodo de 'reina del Pop', Madonna hizo su aparición sentada sobre un trono, portando en una de sus manos un bastón de mando. Candy shop fue la canción elegida para abrir el concierto y, a partir de ahí, se sucedió el espectáculo, cargado de luces, sonidos, coreografías y algunas sorpresas. La intérprete de Like a virgin cantó sus canciones con el apoyo de originales videoclips proyectados en la gran pantalla del escenario, en los que apareceieron los rostros de Teresa de Calcuta, Al Gore y Barack Obama. Además, la también cantante Britney Spears hizo un pequeño cameo: apareció en alguno de los vídeos proyectados.

La diva británica consiguió llegar hasta su público por una pasarela a bordo de un viejo Cadillac blanco descapotable. Madonna hizo un repaso a sus temas más exitosos. Human nature, Another day, Like a prayer,Spanish lesson fueron algunos de los coreados por el público. Eligió Hung up y Give it 2 me para cerrar su primer concierto de la gira y su ya primer éxito sobre un escenario tras haber celebrado su 50º cumpleaños hace una semana.

Un armario digno de una ‘reina’
Además de luces, música y pasos de baile, el vestuario elegido por la cantante para su gira ha sido otro de los puntos en los que han recaído todas las atenciones. Madonna llegó a cambiar hasta en ocho ocasiones de look para sus fans. En esta ocasión, se sabe que dos de los diseños han sido creados por el diseñador italiano Ricardo Tisci para Givenchi, uno de los cuales, decorado con tintes étnicos, románticos y muy colorista, fue el elegido para su salida al escenario. Jeremy Scott, diseñador neoyorquino, también ha creado uno de los modelos. Se trata de un conjunto deportivo que combina el fucsia con el negro. Todos ellos dejaron patente su atlética figura.

Más sobre: