Sheryl Crow, divertida tarde de juegos acuáticos con su hijo Wyatt

Madre e hijo se encuentran en Nueva York, ciudad donde la cantante ha hecho la última parada de la gira de su último disco 'Detours'

Desde que llegara a su vida, Wyatt Steven se ha convertido en el centro de todos sus pensamientos. La sonrisa de Sheryl Crow denota el feliz momento que atraviesa junto al pequeño al que adoptó con pocos días de vida. Madre e hijo salieron a dar un paseo por el parque neoyorquino de Bleecker Street. La ganadora de nueve premios Grammy ha llegado junto a su hijo a Nueva York, donde el pasado domingo actuó en en el Constellation Performing Arts Center, en el marco de su gira veraniega Detours, con la que recorrera Estados Unidos junto a James Blunt y los Toots & the Maytals durante todo el mes de agosto.

Wyatt, de quince meses, es un niño muy risueño y despierto que despierta el interés del público allá donde va. El pequeño, que el pasado 29 de abril cumplió un año, se divirtió de lo lindo con el agua de una fuente. Su mamá, emocionada y feliz de verle reír, cogió el movil para grabar las divertidas imágenes de su hijo mojándose en el parque, sin importarle dadas las las elevadas tempertauras registradas en la Gran Manzana.

En mayo de 2007 la famosa intérprete decidió afrontar la aventura de la maternidad en solitario y comentó que la llegada de Wyatt, con apenas dos semanas de vida, había llenado un hueco en su vida. Atrás quedó su ruptura con el ciclista Lance Armstrong y la batalla que ganó a un cáncer de mama en febrero de 2006. Crow afronta ahora a sus cuarenta y seis años la experiencia de ser madre y su deseo de seguir arrasando en las listas de ventas.

Más sobre: