Farruquito trabaja a la orilla del mar de Tarifa

Aprovechando el tercer grado penitenciario, grabó un vídeoclip ante la atenta mirada de su mujer Rosario

A la orilla del mar de Tarifa y dando palmas mientras unas niñas bailaban al son de una canción flamenca. Así transcurrió la última jornada de trabajo del bailaor Farruquito que aprovechó el tercer grado penitenciario para grabar su nuevo videoclip. El entorno no podía ser más veraniego y refrescante, un escenario bien diferente al de la cárcel sevillana donde cumple una condena de tres años por el atropello de Benjamín Olalla.

Desde que en el mes de marzo se le concedió el tercer grado, el artista sólo pasa en prisión ocho horas al día (normalmente suelen ser las nocturnas aunque, dado lo especial de sus horarios de trabajo, en su caso se adaptan a ellos). En esta "escapada" laboral pudo disfrutar además de la compañía de su mujer Rosario, que, entre bambalinas, tomaba el sol sin perder de vista a su marido. Testigos del rodaje aseguran que Farruquito se mostró contento y muy cariñoso con su esposa, a la que rodeó con el brazo mientras caminaban por la arena en uno de los descansos.

Juan Manuel Fernández Montoya atropelló mortalmente a Benjamín Olalla en septiembre de 2003 cuando conducía su coche BMW sin carné ni seguro. El 16 de enero de 2007 ingresó en la penitenciaría de Sevilla-II, por los delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro. Tiene que pagar además dos multas que ascienden a 72.000 euros, cantidad que abonaría en plazos de cien euros diarios durante doce meses.

Más sobre

Regístrate para comentar