Lolita adereza con emoción y adrenalina sus vacaciones familiares

La artista pasó unos días en Port Aventura con su novio Pablo Durán y sus hijos Elena y Guillermo

El parque de atracciones de Port Aventura se llena estos días de verano de diversión y estampas familiares. Precisamente pasar unos días con los suyos es lo que quería Lolita Flores, que afirmó que había viajado al recinto catalán para divertirse, pero también para relajarse. Y es que la artista quiere recargar las pilas este verano para hacer frente a los retos que le esperan con el nuevo curso que comienza en septiembre. "Algunos de los que puedo adelantar son toda una nueva línea de joyería, ropa de hogar, menaje, etc…" explicó (no es una novata en esto del diseño ya que esta misma primavera presentó una línea de ropa de playa ideada por ella, con motivos flamencos).

En esta escapada, Lolita contó con los Flores casi al completo. Estaban su novio Pablo Durán y sus dos hijos, Elena y Guillermo Furiase, su cuñada Ana Villa, con su hija Alba Flores, y la hija de su hermana Rosario, Lola Orellana. Todos liberaron adrenalina y gritaron en la emocionante montaña rusa y pudieron conocer a los personajes de dibujos animados más populares. Como dijo la intérprete, "aquí los mayores somos un poco más niños y los niños nunca dejan de serlo".

Rosario con Paulina Rubio
La única ausente fue Rosario que está inmersa en una gira de conciertos veraniega que la dejará sin vacaciones. Una de sus últimas paradas fue el Gran Teatro del Liceo, de Barcelona, escenario sobre el que interpretó uno de los temas que popularizó su madre, la Faraona, Como me la maravillaría yo. Junto a ella en esta complicada canción hubo una invitada sorpresa: Paulina Rubio, que ha aprovechado el verano para pasar una temporada en España antes de volver a Miami para trabajar en su nuevo disco (podría ver la luz a finales de este año).

Más sobre: