Rihanna, la nueva generación del pop

La joven artista tiene un personal y joven estilo que ha paseado por medio mundo

Es joven, atractiva y su música arrasa. Rihanna se ha convertido en la princesa heredera de las grandes estrellas del pop y el R&B internacional que, aunque siguen sonando en las pistas de baile, van dejando poco a poco un hueco para nuevas caras. La británica consiguió que su nombre diera la vuelta al globo gracias al tema Umbrella, pinchado hasta la saciedad en los clubes nocturnos, y comenzó a exportar su personal estilo, fresco y sin complejos.

Le gustan los mini vestidos de colores brillantes y marcar su estilizada figura, que bien podría ser la de una modelo, con ajustados vaqueros o prendas de cuero. La joven barbadense, siempre fiel a su personalidad, mezcla el tono de sus vestidos con llamativas lacas de uñas. Su moderno corte de pelo, antes lo llevaba largo, deja al descubierto un original tatuaje: un sendero de estrellas que quizá marque, como una premonición, su camino hacia la fama.

Más sobre: