Bertín Osborne y Fabiola Martínez continúan preocupados por la salud de su hijo Kike

El niño permanece ingresado en el hospital sevillano Virgen del Rocío, aquejado de una infección y a la espera de ser operado

El cantante jerezano y su mujer, la modelo venezolana Fabiola Martínez, viven desde hace unos días pendientes de la salud de su hijo Kike. El pequeño se encuentra ingresado en el hospital Virgen del Rocio de Sevilla. Aunque hasta el momento son pocos los detalles que han trascendido, Bertín Osborne ha confirmado que su hijo deberá ser operado en los próximos días. En esta intervención se procederá al cambio de la válvula que se le instaló en el cerebro cuando nació para drenar el exceso de líquido y aliviar la presión.

Sin embargo, Kike no podrá ser operado hasta que los médicos del hospital sevillano consigan erradicar la infección que afecta al hijo pequeño de Bertín. Tanto el cantante, como su mujer, Fabiola han estado constantemente pendientes de su evolución. Mostrando una gran entereza, el cantante atendió a los medios a las puertas del hospital y declaró: "Kike está mejor y esperamos que siga mejor. Si soportó la operación con tan sólo tres meses de vida ahora que está mucho más fuerte y con un año y medio seguro que sale adelante". También su esposa Fabiola está bastante afectada, tal y como explicó Bertín: "Está hecha polvo. Los dos estamos muy afectados pero Fabiola es una persona muy fuerte y me está dando unas lecciones tremendas en cuanto a fortaleza".

Además, la esposa del artista se encuentra embarazada del que será su segundo hijo en común y que nacerá a finales de año. Precisamente, la última vez que el matrimonio acudía a un acto público señalaban la felicidad que les produce esta noticia y se mostraban optimistas con la evolución de Kike, que nació de forma prematura en enero de 2007 y que afrontó graves problemas de salud tras su nacimiento. "En la última revisión todo estaba estupendo" aseguró su madre entonces.

El mejor apoyo en estos momentos
En estos momentos difíciles tanto Bertín como Fabiola han contado con el apoyo de familiares y amigos. Hasta la clínica sevillana llegaba la hija mayor del cantante, Alejandra para interesarse por el estado de salud de su hermano pequeño. Tras su paso por el hospital, y visiblemente afectada, comentó que ve a Kike mejor. No obstante, su rostro reflejaba la preocupación que vive en estos días, ya que tanto ella como sus hermanas Eugenia y Claudia adoran al niño y mantienen una estrecha y excelente relación con su padre y su mujer.

Más sobre: