Lourdes María, hija de Madonna: ha nacido una estrella

Con apenas once años de edad, podría debutar como bailarina en los conciertos de su madre

Lourdes María, la hija mayor de Madonna, ha crecido ante las cámaras y su nombre se hizo mundialmente conocido gracias a su famosa mamá. A sus casi once años, la niña se ha convertido en una pequeña "mujercita" coqueta y con un estilo propio que ya empieza a apuntar maneras de artista. Al menos eso es lo que opinan sus profesores de la academia de baile Pineapple, de Londres, en la que ha comenzado a tomar clases. El talento natural de la niña, algo comprensible dado el arte de sus progenitores, tiene encantados a sus maestros y a su madre.

Ella, la reina del pop, que ha vendido más de 200 millones de discos a lo largo de su carrera, ha sabido reconocer su valía y está pensando ya en incluirla en su troupe. Podría formar parte del cuerpo de baile de la artista durante la gira de presentación de su nuevo disco Hard Candy, al menos eso es lo que apuntan los medios.

No es este el primer proyecto profesional que le atribuyen a Lourdes Maria, a la que llaman cariñosamente Lola. Ya se dijo hace algunos meses que participaría como actriz en una de las nuevas entregas de Harry Potter que aún no están grabadas y en un musical, similar a Bugsy Malone. Se dijo también que utilizarían su imagen para una marca de ropa de la firma H&M (la misma que fichó a su madre como diseñadora). Sean ciertas o no estas afirmaciones lo que está claro es que en casa de Madonna ha nacido una estrella.

Más sobre: