Britney Spears recibe la mejor de las noticias: recupera el derecho a visitar a sus hijos

Su buen comportamiento de los últimos meses ha convencido al tribunal

La estabilidad y el comportamiento tranquilo que ha mantenido la cantante Britney Spears en los últimos meses han tenido sus frutos. En la vista judicial por la custodia de sus hijos con el bailarín Kevin Federline, la intérprete ha recuperado los derechos de visita que perdió el pasado mes de enero tras sus ingresos, fueron dos, en un hospital psiquiátrico. Por orden del juez del caso, podrá ver a los niños tres veces a la semana aunque la custodia sigue en manos de su ex marido. El abogado de este, Mark Vincent Kaplan, valoró muy positivamente esta decisión: "Es un reconocimiento al progreso que se ha hecho, un progreso en la estructura y la estabilidad". Por su parte el portavoz del bailarín, Elliot Mintz, indicó que Federline "está extremadamente satisfecho con lo ocurrido en el día de hoy".

Los padres de la intérprete, que estuvieron con ella en la sala, hicieron público un comunicado en el que mostraron su alegría. "Estamos muy contentos con el progreso de Britney y muy agradecidos por el reconocimiento de la corte a ese progreso". Los implicados directos, Kevin Federline y Britney Spears, no hicieron comentarios aunque su cara reflejaba la satisfacción que sentían. Spears ha visto recompensada así su estabilidad, conseguida en gran medida gracias al apoyo incondicional de sus padres Lynne y Jamie, que continúan haciéndose cargo de sus finanzas y asuntos. En las últimas semanas ya había visitado en alguna ocasión a Sean Preston y Jayden James, aunque bajo la supervisión de un funcionario público.

Seguramente esta buena noticia le dará fuerzas a la artista que se ha volcado en cuerpo y alma en la promoción de su nuevo disco Blackout. Es frecuente verla acudiendo a un gimnasio donde entrena y da clases de baile preparándose, según se dice, para su gira de conciertos, algo que no ha sido confirmado oficialmente.

Más sobre: