Shaila Dúrcal termina su luna de miel en la Casa Blanca

Actuó para el presidente George Bush en la celebración mexicana del 5 de mayo, acompañada de un grupo de mariachis

La celebración del 5 de mayo en Estados Unidos llenó la Casa Blanca de música y comida típicas mexicanas, algo comprensible si tenemos en cuenta que en esa fecha se conmemora la batalla de Puebla, que supuso la victoria del ejército mexicano sobre el francés. El presidente George Bush explicó que esta fiesta es "una oportunidad para reconocer los firmes lazos de familia, economía y cultura" que unen a los dos países. La cena incluyó platos como escabeche de camarones del Golfo flambeados con tequila, gazpacho blanco, lomo de res, maíz dulce, chayotes y pimientos a la parrilla, completado todo ello con una ensalada de tomates y cebolla, suflé de queso de cabra y un postre de flan de cajeta con churros y salsa de chocolate.

El acompañamiento musical corrió a cargo de Shaila Dúrcal que, aunque no es mexicana de nacimiento, considera al país como su segundo hogar. Acompañada por el conjunto de mariachis Campanas de América, de Texas, interpretó algunos de los temas de su último disco Recordando, que versiona los éxitos más populares de su madre. Muy guapa con un vestido en tono gris azulado, largo con la falda de volantes, la cantante lució un sencillo conjunto de joyas en el que destacaba su alianza y anillo de compromiso, en su mano izquierda. "Saben que vine para mi luna de miel, y esto es parte de mi luna de miel, así es que será maravilloso recordarlo" comentó.

Esta vuelta a los escenarios de Shaila ocurre casi un mes después de su boda con Dorio Ferreira, que se celebró en Acapulco el pasado 12 de abril. La pareja ha aprovechado estas semanas para disfrutar de una tranquila y privada luna de miel, en la que han recobrado fuerzas para afrontar sus compromisos profesionales (la cantante prepara ya su tercer disco de estudio).

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más