Shaila Dúrcal, en la última prueba de su traje de novia: 'Es justo lo que yo quería'

La cantante, que se casa en abril, acudió al taller de la diseñadora Rosa Clará en Barcelona

Shaila Dúrcal ha comenzado la cuenta atrás para convertirse en la esposa de Dorio Ferreira, su novio y representante. Todo está casi listo para el enlace que se celebrará este mes de abril en Acapulco, México, aunque de momento la artista está aún en España ultimando los detalles de una de las cosas más importantes para el gran día: su vestido de novia. Shaila fue hasta el taller de Rosa Clará en Barcelona para probarse por última vez el traje que lucirá en la ceremonia. "Vengo a concretar estas pequeñas cosas para que todo esté estupendo el día de mi boda. Es justo lo que yo quería, Rosa ha sido muy fiel a lo que yo esperaba y estoy muy contenta" comentó.

La diseñadora apenas ha tenido que hacer retoques en el modelo inicial porque, según indicó la sonriente novia, "no he engordado ni adelgazado". En un día tan especial como el de su boda, no podía faltar su familia. "Mi padre vendrá antes a México. Yo estaré ahora allí promocionando el disco en el mercado estadounidense porque después de la boda quiero tener una luna de miel tranquila" indicó. Sin embargo sus compromisos profesionales impedirán que esos días de descanso se alarguen, por lo que la pareja ha decidido pasar en México sus primeros días como marido y mujer. "Nos quedaremos allí porque no tengo muchas ganas de coger aviones".

En la última prueba del traje estuvo con ella su hermana Carmen Morales, que finalmente sí asistirá a la boda de Shaila -inicialmente había comunicado su ausencia debido a sus compromisos profesionales, lo que provocó todo tipo de especulaciones. "Estoy muy contenta de poder ir a la boda de mi hermana. Ya tengo el vestido pero no os pienso decir nada". La actriz se confesó "emocionada" y aseguró que al verla vestida de novia por primera vez ninguna pudo evitar las lágrimas. "Está guapísima" señaló.

Más sobre: