Celine Dion muestra su cara más humanitaria en África

Fue en Sudáfrica donde comenzó la gira mundial de conciertos de su nuevo disco Taking chances

La visita de Celine Dion a Sudáfrica, donde comenzó una gira mundial de conciertos que la llevará por más de dos docenas de países en un año, estuvo llena de emociones. La canadiense, muy comprometida con los más necesitados, aprovechó el tiempo libre que le dejaron los ensayos antes de su gran estreno en Johannesburgo para visitar diversos centros infantiles. Los niños se arremolinaron alrededor de la artista para recibir una de las tantas caricias que repartió entre los pequeños, muy emocionados con su visita.

Vestida con un colorido traje tradicional zulú, Celine Dion se metió en la cocina para ayudar a servir la comida a los estudiantes, un plato a base de arroz, carne y guisantes. Después de su visita humanitaria, la intérprete se reunió con el ex presidente africano, Nelson Mandela, al que admira y gracias al cual comenzó en Johannesburgo su gira Taking chances, ya que, según explica, "hace dos años, telefoneó para invitarnos".

Un plural bien utilizado porque, además del numeroso equipo profesional que está detrás de sus espectáculos, varios miembros de su familia viajan con ella. No faltan por supuesto su marido René Angelil y su hijo René-Charles, de siete años, además de su madre Therese, que tiene ya ochenta. Sus hermanas Linda, de 48 años, y Manon, de 47, que son las asistentes de su marido y de ella misma, y su hijastro Patrick Angelil, de 39 años, completan el grupo.

Más sobre

Regístrate para comentar