Mel B y su marido Stephen Belafonte pasean su amor bajo el sol de Miami

Después de la gira de conciertos que la llevó por medio mundo junto a sus compañeras Spice Girls, Mel B se ha tomado unas merecidas vacaciones. Para descansar y relajarse antes de considerar futuras ofertas laborales, la artista eligió uno de los lujosos complejos hoteleros de Miami, en Florida, un pequeño paraíso en el que disfrutó junto a su marido Stephen Belafonte. Tan enamorados como el día en que contrajeron matrimonio, en agosto de 2007, la pareja paseó de la mano y se tumbó al sol para broncearse.

El relax se mezcló con el deporte y así la cantante, que lució una estupenda figura con un bikini negro, se subió en una moto de agua con su esposo sobre la que dieron un paseo por la bahía. Melanie demostró que se mantiene en plena forma debido a los duros e intensos entrenamientos que tuvo que hacer para participar en el programa de televisión Dancing with the stars y, posteriormente, al ajetreo del tour mundial de conciertos de las chicas picantes, que duró tres meses.

Nada empañó la romántica escapada de la pareja, aunque fue precisamente en ese momento cuando se hicieron públicos unos comentarios de Eddie Murphy, padre de la hija pequeña de Mel B, Angel Iris, acerca de la niña. El actor, al que Mel ha reprochado en varias ocasiones que no conozca aún al bebé, habría declarado que se sintió engañado por la Spice y que esperará a que Angel sea mayor para verla sin la interferencia de su madre.

Más sobre: