El ‘Pavarotti de Rumanía’, gran triunfador del concurso ‘Hijos de babel’

Sin apenas estudios ni dinero y en un país extranjero , el albañil Costel Busuioc logra sólo con su talento hacer realidad su vocación como cantante

Los habitantes de Rumanía no se despegaron de sus televisores a la espera de que su conciudadano se convirtiera en el gran triunfador de Hijos de babel. Y así fue. Costel Busuioc, de 33 años, aquel albañil que emigró a España en busca de un futuro mejor para su esposa y sus cuatro hijos, ha sido el vencedor del concurso. "Me ha felicitado hasta el presidente", comentó muy emocionado Costel, al que todos conocen con el apelativo del ‘Pavarotti de Rumanía’.

En la gala final el aria Nessun dorma de la ópera Turandot, de Giacomo Puccini, le coronó como el héroe de su país, donde todos los habitantes celebraron con fuegos artificiales su triunfo. Y es que aún no se lo puede creer ni él mismo. Una persona en un país extranjero, sin recursos económicos ni estudios, e incluso sin saber adecuadamente el idioma, ha conseguido sólo con su talento hacer realidad su vocación como cantante y sacar adelante a su familia.

Costel Busuioc, con apenas los estudios de primaria, procede de una familia muy humilde. A los 14 años comenzó a trabajar en lo que podía: pastoreando vacas, limpiando vagones de tres o como masajista en un asilo de ancianos. "Necesitaba el dinero y apenas tuve tiempo para poder ir a clases de canto, pero siempre ha sido mi pasión", asegura. Hace dos años llegó a Madrid y comenzó a trabajar en la construcción, donde se entretenía cantando sobre los andamios. Animado por sus compañeros, acudió al casting y su victoria ha hecho su sueño realidad: el tenor-albañil grabará un disco con la casa discográfica Sony BMG.

Más sobre: