Paul McCartney le quita el trabajo a su ex mujer Heather Mills

El cantante es la nueva imagen de la asociación Peta cuyas campañas publicitarias protagonizaba antes la modelo

Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotografías

Los desencuentros entre Paul McCartney y Heather Mills parecen trascender ahora las paredes de los juzgados, donde un juez sigue intentando poner en común sus demandas y derechos para elaborar el definitivo acuerdo de divorcio. El conflicto está ahora en las vallas publicitarias o más bien en el apoyo a la defensa de los animales y a una de sus principales valedoras, la asociación Peta.

El ex Beatle se ha convertido en el protagonista de la nueva campaña de dicho organismo con el lema "Soy Paul McCartney y soy vegetariano", unido a un texto adicional que explica: "Hace muchos años, estaba pescando y tirando del hilo tras haber cogido un pez, me di cuenta de que le estaba matando. Todo por el placer pasajero que me producía. Algo dentro de mí cambió y me di cuenta, mientras le veía luchar por respirar, que su vida era tan importante para él como la mía para mí".

Hasta el año 2007, Heather Mills era una de las caras habituales de este tipo de mensajes, aunque al parecer fueron las hijas de McCartney las que presionaron a la asociación para que prescindieran de la modelo -no les habría sentado bien que Mills se implicara en una de las causas que apoyaba su madre Linda, la primera esposa del intérprete.

Más sobre: