Los mellizos de Jennifer López y Marc Anthony ya están en casa

Una semana después de convertirse en madre primeriza, Jennifer López ya ha regresado a su casa de Nueva York con sus mellizos. Junto a su marido Marc, comienza ahora una nueva etapa para la actriz y cantante que ha aparcado de momento sus compromisos profesionales para cuidar de sus bebés. Tan emocionados están con sus niños que no pueden evitar transmitir esa felicidad a sus allegados, tal y como aseguró una buena amiga de la artista, la productora cinematográfica Elaine Goldsmith-Thomas en People. "Jennifer parece muy relajada y feliz. Me contó que Marc y ella no pueden apartar los ojos de ellos" comentó.

Otro de sus amigos Sean Combs aseguró que Jennifer "va a ser una gran madre" y que va a "mandarle ropita de bebé de Sean John", su firma de ropa. Declaró además que se alegra mucho por ella y que ser padre de gemelos (él lo fue de dos niñas) supone "el doble de amor y el doble de lloros y gritos", pero que "es una situación única". Y es que el niño y la niña, que nacieron el pasado 22 de febrero y de los que aún no se sabe el nombre (se rumorea que podrían ser Max y Emme), han colmado los deseos de la pareja de formar una familia.

Fue en una de las habitaciones, acondicionada especialmente para la artista, del hospital universitario North Shore de Long Island, Nueva York, donde vinieron al mundo los pequeños. La niña a las 06:12 de la madrugada (hora española), con un peso de casi 2,500 kilos, y el niño, trece minutos después con 2.700 kilos de peso.

Más sobre: