Lily, hija de Phil Collins, y Coco, hija de Sting, dan el salto a la fama

En televisión, música y moda, ambas forman parte de una nueva generación de artistas que pisa fuerte siguiendo los pasos de sus famosos padres

Son jóvenes, ricas y comienzan a ser famosas, aunque en ocasiones más por sus famosos apellidos que por su incipiente carrera profesional. Lily, hija de Phil Collins, y Coco, hija de Sting, son dos de las representantes de esa generación de artistas que tomará el relevo del talento paterno y que comienza a despuntar en la moda y la música. Lily Collins es a sus dieciocho años una estudiante de Periodismo de California que compagina su formación con trabajos esporádicos como modelo y presentadora de televisión -incluso colaboró con un programa en la alfombra roja de los Oscar el pasado fin de semana.

A la joven le ha picado el gusanillo de ponerse ante las cámaras, por lo que ha fichado por el canal juvenil Nickelodeon. Se encargará de informar sobre las novedades de la programación: nuevas series, estreno de películas, entregas de premios… Dado el éxito de este medio, la joven, que colaboró con ellos el año pasado en uno de sus programas, se convertirá seguramente en una de las caras populares de la cadena.

No menos conocida será Coco, hija de Sting y su esposa Trudi Tyler, si se cumplen todos los pronósticos. Es una de las grandes promesas del mundo de la música aunque tiene solo 17 años. Coco and the ladyboys, la banda que lidera, se ha convertido en el objeto de deseo de varias discográficas ansiosas por fichar su sonido. La mezcla de reggae y pop que tanto recuerda al estilo de su padre en The Police ha conquistado a los expertos. Una fuente de la industria citada por el diario The Sun asegura: "Hay mucho interés desde diferentes casas discográficas y va a firmar un contrato muy pronto. Su sonido es una mezcla de The Police y Lily Allen. Es brillante". Tan acostumbrada parece que está a ser conocida por ser "hija de" que en una de sus letras reclama una oportunidad para ser ella misma.

Pero Coco y Lily no son las únicas que vienen pisando fuerte tras las huellas de sus progenitores. Georgia, hija de Mick Jagger y Jerry Hall, es uno de los nuevos fichajes de la importante agencia de modelos que tiene en sus listas a su hermana Elizabeth. Con sus apenas 16 años, ha protagonizado ya vanguardistas sesiones de fotos en las que muestra las nuevas tendencias de la moda. Mucho menor que las anteriores y sin experiencia laboral, se sitúa Lourdes Maria, hija de Madonna. Sólo tiene 12 años, pero ya figura en muchas de las quinielas que apuestan por las futuras estrellas. Se dice que participará en la nueva película de Harry Potter y que incluso podría poner su nombre a una línea de ropa.

Más sobre

Regístrate para comentar