Madonna presenta su película en la Berlinale: 'Hoy sólo soy directora'

La artista estrenó Filth and wisdom fuera de concurso

Cientos de cámaras la esperaban a las puertas de la sala de proyección y Madonna correspondió a la expectación luciendo la mejor de sus sonrisas y cogiendo las decenas de bolígrafos que le tendían los fans. La artista debutó como directora cinematográfica, una tarea que probablemente haya aprendido de su marido Guy Ritchie, en uno de los festivales más prestigiosos del séptimo arte, la Berlinale. Aunque su cinta no será juzgada dentro del certamen, su sola presencia en la capital alemana le asegura el éxito de espectadores y las críticas a un trabajo que lleva por título Filth and wisdom (que se podría traducir como Suciedad y sabiduría).

Con un sugerente vestido negro, lleno de transparencias, Madonna se presentó rotunda: "Hoy sólo soy directora", dijo, esquivando así todo tipo de preguntas sobre su faceta musical. "Uno de los temas que exploro es la lucha y, si vuelvo la vista al principio de mi carrera, puedo recordar esos momentos como si los hubiera vivido ayer" explicó. Así describe la intérprete pop la historia que ha creado en torno a tres personajes, compañeros de piso en Londres que, pese a tener otros sueños, se encuentran atrapados en la realidad de una vida poco satisfactoria.

Britney Spears en pone la música
La banda sonora de este montaje está formada por una mezcla de artistas y estilos. "Elegí canciones por las que no me fueran a cobrar mucho dinero. Algunas son de Eugene (Huntz, uno de los protagonistas), otras de su tío, hay alguna mía y también de Britney (Spears), que es una persona muy generosa". Precisamente la princesa del pop, que no atraviesa por uno de sus mejores momentos, cedió uno de sus primeros éxitos Hit me baby one more time. Madonna tiene claro que lo suyo es seguir compaginando la música con el cine. De hecho, los festivales de Cannes y Tribeca son sus próximas paradas, ya que en ellos presentará un documental sobre la labor humanitaria que está desarrollando en Malawi, país natal de su hijo adoptado.

Esta edición de la Berlinale es sin duda una de las más musicales: ya en la inauguración las auténticas estrellas fueron los Rolling Stones, que mostraron los entresijos de sus conciertos en un documental dirigido por otro maestro, Martin Scorsese.

Más sobre

Regístrate para comentar