Britney Spears no podrá ver a sus hijos en el próximo mes, por no acudir a la vista de la custodia

El juez amplió la suspensión de los derechos de visita hasta la próxima vista, el 19 de febrero

La nueva cita judicial en el caso de custodia que enfrenta a Britney Spears y su ex marido Kevin Federline no acabó con buenas noticias para la cantante. Ante el plante de la artista, que no entró en la sesión desoyendo el consejo de sus abogados-llegó más de cuatro horas tarde y se quedó en la puerta del edificio-, el magistrado decidió ampliar, de forma indefinida, la suspensión de los derechos de visita (una decisión tomada tras los acontecimientos del pasado 4 de enero).

Durante la cita, se esperaba que Spears contestara a las preguntas sobre lo ocurrido esa noche, en la que retuvo a los niños en su casa y se negó a devolvérselos a su ex marido. Se hizo necesaria la intervención de la policía y Britney fue detenida e ingresada en una clínica, de la que salió un día después. Por el estrado pasaron dos agentes de policía que presenciaron los hechos, Paula Strong, la oficial judicial que estaba presente en casa de Spears, Lisa Hacker, la consejera familiar que ha estado trabajando con el ex matrimonio y Lonnie Jones, el guardaespaldas que fue a recoger a los niños.

Ninguno comentó lo ocurrido en la sala, aunque el abogado de Federline, Vincent Kaplan, aseguró: "La palabra victoria no es algo que mi cliente asocie a esto. No es alegre, es una situación complicada para todos. La esperanza de mi cliente para el futuro es que pueda criar a sus hijos con la participación de su madre". Kevin Federline no hizo comentarios a la salida del juicio, al que sí asistió.

Será poco más de un mes el tiempo que la artista permanezca sin ver a los pequeños, que seguirán con su padre. Una situación que podría cambiar en la siguiente sesión, programada para el 19 de febrero.

Su nuevo hombre de confianza
A pesar de que han sido el blanco de sus críticas en su último disco Gimme more, Britney Spears ha encontrado en un paparazzi británico a su incondicional confidente. Adnan Ghalib, de 35 años, se ha convertido en el compañero inseparable de la artista, una amistad que nació en el mes de diciembre y que se ha consolidado a raíz del reciente ingreso hospitalario de la cantante. La compañía de Adnan es tan especial para la intérprete que ella le habría calificado como "el único amigo que tiene en el mundo".

Sin duda, la joven de 26 años necesita ahora más que nunca un hombro en el que apoyarse, tras el revés sufrido en el caso de custodia por sus dos hijos -ha perdido el derecho de visita indefinidamente. Fue antes de Navidad cuando se les comenzó a ver juntos y desde entonces él se ha transformado casi en su guardaespaldas: pasea con ella por las calles de Los Ángeles, la acompaña de compras y recientemente la recogió tras haber sufrido el pinchazo de una rueda. El fotógrafo también se unió al grupo de amigos que compartieron con Spears una mini escapada a las playas de México el pasado fin de semana.

A pesar de que la rumorología les atribuye un romance, ninguna de las dos partes se ha pronunciado al respecto. Adnan Ghalib, de origen asiático, está separado de su esposa y creció en la ciudad inglesa de Birmingham. Allí vivió con sus padres y sus dos hermanas hasta que se marchó a trabajar como fotógrafo a Estados Unidos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más