Britney Spears abandona el hospital

Según las últimas informaciones, la cantante fue dada de alta y salió del centro sin ser vista

Britney Spears descansa ahora en su casa junto a su familia. La cantante abandonó ayer el hospital tras ser dada de alta. Para no ser vista por los fotógrafos y periodistas que se agolpaban a las puertas del hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, la princesa del pop salió del centro por un túnel subterráneo. Al parecer, Britney iba acompañada por el Doctor Phil McGraw, que la tratado estos días.

Nadie del personal médico ha querido dar detalles sobre el estado de la cantante y de cómo ha evolucionado. Sólo el doctor McGraw, se ha dirgido a la prensa. Según la revista People, éste ha declarado que, tras su encuentro con la 'princesa del pop' y algunos miembros de su familia, la artista 'va a necesitar, más que nunca, ayuda médica y psicológica'. El médico permaneció una hora con ella y, tras su encuentro, la acompañó al coche que la llevó de vuelta a casa. LOs tests se le han practicado han desvelado que la intérprete de Gimme more está limpia y no había tomado alcohol o ingerido ningún tipo de sustancia.

Un padre destrozado
Durante el tiempo que permaneció ingresada en la clínica, Britney Spears ha recibido la visita de muchos de los miembros de su familia. Según informan algunos medios estadounidenses, el más afectado tras el suceso fue su padre, Jamie Spears. Una fuente cercana ha asegurado a People que 'Jamie rompió a llorar cuando se dio cuenta de la gravedad de la situación'. El doctor Phil, al que el señor Spears considera 'un dios', le comentó que 'dar de alta a su hija es una de las peores decisiones que se han tomado'.

Más sobre

Regístrate para comentar