Britney Spears estará ingresada tres días mientras se le hace una evaluación mental

La policía la trasladó en ambulancia al hospital Cedars-Sinai para examinarla, al sospechar que actuaba bajo la influencia de alguna sustancia cuando se negó a devolver sus niños a su ex marido

Al menos tres días tendrá que permanecer la cantante Britney Spears en el hospital Cedars-Sinai, de Los Ángeles, donde se le hará una evaluación mental, según fuentes de la clínica. Esta noticia se conoce horas después de que la artista fuera trasladada hasta dicho hospital en camilla, tras los incidentes ocurridos en su mansión. Y es que el comportamiento conflictivo que la cantante Britney Spears demostró en 2007 ha continuado causándole problemas en el año que acaba de comenzar.

La intérprete de Gimme more fue detenida por la policía en su casa de Los Ángeles al negarse a entregar a sus dos hijos a su ex marido en la hora prevista -recordemos que la custodia temporal de los niños la tiene Kevin Federline, mientras que la artista disfruta de derechos de visita. Fue a las siete de la tarde cuando comenzaron a complicarse las cosas. La artista se negó entonces a franquear la entrada de su mansión al empleado judicial que acudió con la orden de que devolviera a Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno, y a los guardaespaldas de su ex marido que fueron a recogerlos.

Trasladada en ambulancia
Se avisó a la policía de que se estaba produciendo una disputa en el caso de custodia y varios agentes se acercaron a la casa. El portavoz de la policía de Los Ángeles, Jason Lee, declaró: "Se negó a devolver sus hijos a su padre. Nosotros verificamos la orden judicial que le ordenaba hacerlo". Sin embargo, la escena se agravó cuando los agentes observaron el extraño comportamiento de la cantante, lo que les llevó a sospechar que actuaba bajo la influencia de alguna sustancia. "Mientras los oficiales estaban en la residencia, vieron que la señorita Spears estaba bajo la influencia de una sustancia desconocida y necesitaba una evaluación médica", explicó Lee.

Fue entonces cuando llegó una ambulancia y Britney tuvo que ser trasladada en camilla hasta el hospital Cedars-Sinai, después de más de tres horas de tensión. "Se le hará un análisis para detectar alcohol y drogas. Si da positivo, se presentarán cargos contra ella, aunque esa decisión no se tomará hasta que se conozcan los resultados del test", concluyó el portavoz policial. Hasta la clínica, se trasladaron Kevin Federline y el padre de Spears, Jamie, aunque pocas horas después el bailarín abandonó el centro.

Declaración ante los abogados de su ex
El abogado de Spears en este caso, Sorrell Trope, comentó: "En circunstancias normales, cuando alguien enseña una orden judicial diciendo que los niños tienen que estar en algún lugar diferente a donde están, la policía vela por el cumplimiento de esa orden. Pero eso ocurre en circunstancias normales". Será esta tal vez la última declaración de Trope en nombre de su defendida, ya que la firma de abogados a la que pertenece ha pedido retirarse del caso de custodia, debido a una "crisis de comunicación" con su cliente.

Sin duda, este fue el peor final de un día que tampoco comenzó muy bien para Britney. Por la mañana, había acudido al despacho de los abogados de su ex esposo para prestar declaración, una cita que había cancelado ya en dos ocasiones. Vincent Kaplan, letrado de Federline, se confesó decepcionado tras el interrogatorio, que comenzó más de una hora tarde debido al retraso de la artista. Britney estuvo apenas 14 minutos, tiempo "insuficiente", según Kaplan, para plantearle todas las cuestiones necesarias.

Jamie Lynn, ¿una carrera truncada?
Tampoco la hermana de la artista está atravesando uno de sus mejores momentos. Jamie Lynn, embarazada con sólo 16 años, podría ver su incipiente carrera como actriz interrumpida si se confirma la cancelación de su serie de televisión Zoey 101. Los directores de la cadena infantil Nickelodeon se plantean retirar de la parrilla la cuarta temporada de este espacio, que ya está rodada y que se estrenaría dentro de unos meses, debido, según algunas fuentes, a que no quieren dar un "mensaje erróneo" a los espectadores. Jamie Lynn protagoniza esta serie, una de las de mayor éxito de la cadena, que se ha convertido en un referente para miles de adolescentes.

Más sobre: