Emma Bunton comienza la gira de las Spice en Europa 'con el pie izquierdo'

La cantante se torció el tobillo durante el último concierto en América del grupo, celebrado en Las Vegas

Las chicas picantes llevan tan sólo siete conciertos de los cerca de cuarenta -la cifra ha aumentado considerablemente desde el anuncio del tour- que tienen programados, pero las movidas coreografías de las actuaciones ya han comenzado a pasarles factura. Emma Bunton, que hace apenas cinco meses que ha sido madre por primera vez, se torció el tobillo durante el último de los conciertos americanos del grupo, en Las Vegas. Debido a este fatal incidente, la artista tiene que moverse con muletas para caminar.

La imagen de la Spice cojeando fue una de las que más sorprendió en la presentación del avión que han bautizado, a pesar de la envergadura del aparato. La compañía Virgin Atlantic ha puesto a uno de sus jets el nombre de Spice One, en un peculiar guiño al nombre del avión del presidente de Estados Unidos, Air Force One, y lo ha decorado con una enorme y voluptuosa figura de mujer. Será este el medio de transporte para las artistas, sus maridos, hijos y el interminable séquito de niñeras, equipos de seguridad y técnicos que las acompañan en la gira.

La Spice lesionada tuvo que subir al aparato en brazos de un asistente, ante la estrechez de la escalerilla por la que no cabían las muletas. "Me caí en el escenario y desafortunadamente me torcí el tobillo. Pero estoy segura de que la recuperación será rápida y que veré al público en Londres". Y es que precisamente será la capital inglesa, donde tienen nada menos que diecisiete conciertos, el destino del primer viaje del enorme jet 747.

Vestuario de alta costura, pero con condiciones
Se sabe además estos días, en el continuo goteo de informaciones sobre los detalles de una de las giras más comentadas del año, que el diseño del vestuario por parte de Roberto Cavalli estuvo condicionado por los gustos personales de las artistas. Al genio del modisto se unieron las peticiones de cada una de ellas, muy diferentes en cuanto a las formas, según explica el diseñador. "Mel B es muy fuerte, decidida. Tuve mucho trabajo con ella, cambié su ropa dos veces. Quería ropa brillante, que se ajustara a su estilo y con estampados animales".

"Emma estuvo muy callada al principio, pero luego se volvió más confiada. Quería que sus vestidos fueran más tapados y conservadores. Como Mel C es la vocalista principal, quería un estilo rockero, pero menos informal, así que hice para ella más pantalones. Geri pedía que todo fuera sexy y muy "teatral", quería mostrar su cuerpo. Por su parte, Victoria quería experimentar, sorprender y ser diferente, sólo pidió que marcáramos su cadera".

Más sobre: