Los caros regalos de cumpleaños de Britney Spears

La cantante recibió, entre otros obsequios, un abrigo de pieles, un anillo y unas gafas de sol de marca valorados en casi 30.000 euros

Una sonriente Britney Spears celebró su veintiséis cumpleaños por todo lo alto, dejando a un lado por unas horas la preocupación por la batalla judicial que mantiene con su ex marido por la custodia de sus hijos. La princesa del pop se puso sus mejores galas, en esta ocasión un mini vestido negro ajustado, para asistir a una fiesta en Bel Air ambientada en las frías nieves escandinavas, cuya anfitriona fue la actriz Sharon Stone. Además de la compañía de su grupo de amigos, que incluía a la polifacética heredera Paris Hilton y a la prima de la cantante, Ali Sims, a Britney le esperaban varias sorpresas muy dulces en el transcurso de la velada.

La primera fueron los carísimos regalos que incluían un abrigo de piel blanco, valorado en unos 30.000 dólares (casi 20.500 euros), un original anillo de oro y diamantes que costaba alrededor de 10.000 dólares (6.800 euros), unas gafas de sol de la marca Barito de 4.000 dólares (2.700 euros), varias prendas de ropa y productos para el cuidado del pelo -su amiga Paris Hilton pasó una tarde entera comprando regalos para la artista. La segunda fue sin duda la más emotiva puesto que al filo de la medianoche, cuando ya comenzaba el día 2 de diciembre, fecha exacta de su aniversario, apareció un enorme pastel de chocolate y fresas con veintiséis velas.

Guiados por Paris Hilton, el grupo de amigos entonó la conocida melodía Cumpleaños feliz, mientras la intérprete de Gimme More soplaba las velas. Después, todo el grupo se trasladó al hotel Four Seasons donde la velada se prolongó hasta altas horas de la madrugada. Al día siguiente la artista organizó un plan más tranquilo y compartió el almuerzo con su madre y sus dos pequeños.

Más sobre: