Madonna acompaña a su marido a la presentación de su nueva película en Nueva York

Sarah Jessica Parker, Liza Minnelli e Ivanka Trump tampoco quisieron perderse Revolver, la nueva cinta de Guy Ritchie

Una de las diversiones de ir al cine es poder ir con alguien con quien comentar la película después de la proyección. Eso mismo debió pensar anoche la cantante Madonna, que no dudó en acompañar a su marido, Guy Ritchie, al estreno de su nueva película en Nueva York. El cineasta británico presentaba su nuevo filme, Revolver, que ya estrenó en 2005 pero que decidió rehacer tras las críticas recibidas por su enrevesado guión.

La nueva versión de la cinta fue presentada ayer por la Sociedad del Cine y Piaget en la Gran Sala de Proyección de Tribeca. La "ambición rubia" optó para la ocasión por un vestido corto negro que tapó con un abrigo a juego con remates en piel. Pero lo que más llamó la atención no fue su atuendo, sino su media melena, que decidió ondularse para la ocasión.

La "diva del pop" encabezó una larga lista de invitados de excepción, entre los que se encontraba la actriz de Sexo en Nueva York Sarah Jessica Parker, habitual en los estrenos que acontecen en la Gran Manzana y que vistió también un abrigo de piel y cuero, la actriz y cantante Liza Minnelli y la empresaria Ivanka Trump, hija de Donald Trump pero convertida ya en una auténtica figura de la vida social neoyorquina.

Madonna y Guy Ritchie viven una etapa serena en su vida, tranquilidad que sin duda le han dado sus tres pequeños: Lourdes, de 11 años, Rocco, de 7 y su hijo adoptivo David Banda, de 2. A este respecto, Ritchie, de 39 años, comentaba recientemente que su familia le ha hace llevar una vida más hogareña y que ya no sale tanto por la noche con sus amigos. Ante la cercanía de las fiestas navideñas, Guy revelaba el viernes pasado en la televisión estadounidense que "a los niños sólo les permitimos tres regalos. Mientras los niños tengan tres regalos, todos contentos". Tan felices están Guy y Madonna con sus tres retoños que el director no descarta la posibilidad de aumentar la familia en un futuro: "¿Quién sabe?", dice Guy, "A mi esposa y a mí nos encantan los niños, así que esperaremos a ver qué pasa".

Más sobre

Regístrate para comentar