Kevin Federline, ex marido de Britney Spears, rompe su silencio y habla de la paternidad

El artista ha sido elegido como uno de los hombres más influyentes, en el apartado de 'mejor padre', por la revista Details

Hasta el momento sólo habíamos escuchado las palabras de sus abogados y de su ex mujer, Britney Spears, sobre el caso de custodia de sus dos hijos pequeños. Ahora Kevin Federline ha roto su silencio por fin y ha definido lo que significa para él la paternidad. "Ser padre es todo. Es lo mejor que tengo en la vida" explica el bailarín y cantante en la revista Details, que le ha elegido como uno de los hombres más influyentes de menos de cuarenta y cinco años en la categoría de "mejor padre". Por este motivo, Kevin no ha tenido reparos en contar algunos detalles sobre su vida junto a sus hijos Jayden James, de un año, y Sean Preston, de dos, de los que tiene la custodia total desde el pasado mes de octubre.

"Mis gustos televisivos son diferentes ahora. Estoy entre Bob Esponja y Buscando a Nemo, intento decidir el que me gusta más" comenta. "La paternidad me hace ver lo pequeño que soy" concluye sin dar más detalles acerca del proceso judicial en el que está inmerso. La agria batalla que le enfrenta a su ex mujer en los tribunales comenzó el pasado mes de octubre, poco después de firmar el divorcio -el pasado lunes fue la última vista en la que se acordó un horario de vacaciones de Navidad que no se ha hecho aún público. Dedicado por entero a sus pequeños, el bailarín ha hecho sus pinitos en el mundo de la interpretación tras publicar el año pasado su primer disco en solitario, Playing with fire.

Federline tiene cuatro hijos: Kori, de cinco años, y Kaleb, de tres, fruto de su relación anterior con la actriz Shar Jackson, y Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno, nacidos de su matrimonio con la princesa del pop Britney Spears.

Más sobre: