Luz Casal vuelve a los escenarios con fuerza, recuperada del cáncer de mama

La gallega empezará su gira el próximo 12 de enero justo en la ciudad donde la tuvo que dejar, en la localidad alicantina de Elda

Fue hace 11 meses, concretamente un 14 de enero, cuando la vida de Luz Casal dio giro muy brusco. Un cáncer de mama la mandaba parar el ritmo, sus conciertos y parte de su vida. Nunca quiso despedirse del mundo de la música, en ningún momento perdió las ganas de vivir y jamás perdió el contacto con sus fans, ya que desde el retiro de su enfermedad, mediante comunicados, les fue contando el proceso de convalecencia.

Ahora y tras lidiar con la que posiblemente ha sido la batalla más dura e importante de su vida, Luz Casal, con disco nuevo bajo el brazo,Vida Tóxica, vuelve a la carretera. Y es que como la hemos oído decir en numerosas ocasiones, la música la ha salvado.

El 12 de enero, esta gallega invencible, iniciará una gira de treinta conciertos que la llevará a ciudades como Elda(Alicante), Sevilla, Cádiz, Santander, Barcelona, San Sebastián, Madrid o Cuenca. Ciudad significativa la primera de las citas de Luz, ya que en Elda, había suspendido el pasado día 14 de enero, por motivos de salud, el concierto que tenía previsto ofrecer la noche del 15 en la localidad alicantina.

Luz, que ya había experimentado el dolor de esta enfermedad de manos de su padre, quien falleció de un cáncer de pulmón, ha asegurado en una entrevista a la agencia EFE: "Estoy estupenda no hay que darle importancia. Tanto tiempo en casa me ha servido para escribir con tranquilidad y saber lo que quería hacer: musica". En las palabras de Luz, la música ocupa un lugar privilegiado, aunque también lo ocupan la gente, sus fans y todas las personas que la han apoyado y la han hecho sentirse bien durante su enfermedad.

Desde la intimidad
En cuanto a su nuevo disco, Vida Tóxica, Luz aclara a EFE: "El título de mi disco es un guiño que a mi oncólogo le pareció fatal, pero no tiene nada que ver con la ‘quimio’, sino con esa cantidad de cosas que ingerimos o pasan por tu vida y que te sientan tan mal. Todo lo compenso con una sonrisa en la portada del disco, tras una sesión de fotos de la que elegí ésta, ya cuando me desmaquillaba, y con unos dibujos de trazo sencillo que he ido haciendo y que adornan el libreto".

En cuanto al estilo que predomina en esta nueva creación, la gallega sentencia: "Es un disco mucho más rockero y mucho más crudo que los anteriores, pero está hecho con muy poca rabia y desde la intimidad". Con fuerzas renovadas y con unas ganas irremediables de subirse de nuevo a los escenarios y volver a vibrar con su público, Luz bromea: "Me apetece mucho volver a subirme a un escenario, porque tengo la sensación de que hay mucha gente que está deseando tocarme y verme para comprobar que estoy bien. Tendré que hacer el esfuerzo para que no se me caiga la lagrimita".

Más sobre: