El rapero Kanye West, muy emocionado en un concierto tras la muerte de su madre

El artista no pudo reprimir las lágrimas en su primer espectáculo tras el triste suceso

Sólo una semana después de haber sufrido uno de los golpes más duros de su vida, el repentino fallecimiento de su madre, el cantante Kanye West se ha reencontrado con su público. Sus fans parisinos pudieron comprobar la tristeza que aún embarga al cantante cuando le dedicó uno de sus temas, Hey Mama, que precisamente él compuso para ella hace años: "Esta canción es para mi madre…" acertó a decir West antes de que se le quebrara la voz y estallara en lágrimas, según han contado algunos de los presentes. Aunque sus compañeros intentaron consolarle y el público le dedicó una cariñosa ovación, Kanye West abandonó el escenario durante quince minutos para volver después a finalizar su actuación.

El fallecimiento de Donda West, el pasado 10 de noviembre, fue un suceso inesperado, ya que ocurrió durante una intervención estética, en principio sin más riesgo añadido que el que tiene toda operación, en la que surgieron complicaciones. Donda tenía 58 años y estaba retirada de su profesión como profesora del departamento de inglés en la Universidad estatal de Chicago. Ella sola crió a su hijo Kanye tras divorciarse del padre de este, Ray, cuando el rapero tenía apenas tres años.

Kanye, que viajó a París junto a su prometida Alexis Phifer y el hijo de esta, continuará con su gira por Europa tras un breve viaje a Estados Unidos para asistir, el martes 20, al funeral por el alma de su madre en la ciudad de Oklahoma.

Más sobre

Regístrate para comentar