¿Tiene Paul McCartney un nuevo amor?

La prensa inglesa ha publicado imágenes del ex Beatle con Nancy Shewell, una empresaria neoyorquina, en actitud cariñosa

El cantante Paul McCartney, inmerso en un agrio proceso de divorcio con la modelo Heather Mills, parece haber vuelto a confiar en el amor. Al menos eso es lo que afirma la prensa inglesa que publica que el ex Beatle ha pasado página y ha encontrado consuelo en los brazos de otra mujer. Fue el diario The Sun publicó las primeras imágenes de McCartney en actitud cariñosa con Nancy Shewell, una adinerada empresaria americana, presidenta de una empresa familiar de transportes y amiga de Paul McCartney desde que este estaba casado con su primera esposa, Linda, fallecida de cáncer -se dice que Nancy padeció la misma enfermedad.

Las reveladoras imágenes fueron tomadas en Los Hamptons, una típica zona de veraneo neoyorquina donde ambos tienen una residencia. Allí pasaron un fin de semana en el que se les pudo ver paseando por la playa, cenando sushi y tomando cócteles. Los encuentros de Paul y Nancy comenzaron el pasado mes de agosto y desde entonces se habrían visto en seis ocasiones, una de ellas en octubre pocas horas antes de que McCartney acudiera a los juzgados con su ex mujer. La propia Nancy, de 47 años, se está separando también de su marido, el abogado neoyorquino Bruce Blakeman, (fue él mismo el que lo confirmó: "Estoy legalmente separado de mi esposa. La separación ha sido amistosa y de mutuo acuerdo") y tiene un hijo adolescente.

Heather Mills, acosada
El cantante no ha querido hacer declaraciones al respecto de estas imágenes y zanjó las innumerables preguntas con pocas palabras: "No voy a hablar del tema". Mientras se especula con el nuevo amor del artista, Heather Mills rompe una vez más su silencio para hablar del proceso de divorcio y la presión de la opinión pública. La modelo aseguró en televisión que se siente acosada por la prensa y que ha estado incluso al borde del suicidio. Además en la revista Hello! explica que ha sido "un volcán dormido durante dieciocho meses" y que ahora ha estallado. Sobre la comentada cláusula de confidencialidad incluida en el acuerdo de separación, dice que "quiere ser libre para poder contar su historia porque necesita defenderse".

Más sobre: