Geri Halliwell apura con su hija los últimos días antes de iniciar la gira con las Spice Girls

La cantante, que prepara en Los Ángeles el próximo tour de las chicas picantes, se llevó a la pequeña Bluebell a un parque de Hollywood

La máquina está ya en marcha. El nuevo videoclip de las Spice Girls veía ayer la luz y sus fans cuentan los pocos días que quedan para verlas de nuevo juntas sobre un escenario. Ante el intenso trabajo que se les viene encima, las cinco "chicas picantes" aprovechan el tiempo libre que les dejan los ensayos en Los Ángeles para pasarlo en compañía de sus seres queridos.

Es el caso de Geri Halliwell. La "Spice pelirroja" se llevó a su hija de dieciocho meses, Bluebell Madonna, al parque Franklin Canyon en las colinas de Hollywood, donde madre e hija disfrutaron de la naturaleza durante una hora con unos amigos. Un ambiente muy adecuado para que Geri se relajase y rebajara los nervios que, seguro, debe provocarle su inminente regreso a la música. Y es que, al parecer, la cantante quiere que todo salga tan bien que habría contratado a un profesor de canto que refuerce su voz para cuando llegue el momento en que deba ponerse delante del micrófono.

De lo que no cabe ninguna duda es de que Geri, de 35 años, está en plena forma física. En el nuevo video de las Spice, Headlines, friendship never ends, la artista muestra un espléndida figura junto al resto de sus compañeras. Para conseguirla, la cantante se dedicó el mes pasado a hacer 'footing' por los alrededores de su casa de Londres acompañada siempre de su guardaespaldas.

"Un bello accidente"
Bluebell Madonna es fruto de la corta relación que Geri Halliwell mantuvo con el guionista de Hollywood Sacha Gervasi, con el que rompió antes de dar a luz a la pequeña. La artista ha dicho en declaraciones recogidas por el periódico The Guardian que no se siente diferente por ser madre soltera ya que "hoy en día muchas mujeres lo son". Además, afirma que su hija ha sido "un bello accidente" no planeado que "me ha bendecido, que me hace sacar lo mejor de mí misma y me hace ser más compasiva". "Como madre aprendo todos los días", asegura Geri, que no descarta tener otro hijo e incluso considera la adopción: "Estoy abierta a ello y estoy informándome al respecto".

Más sobre: