Celine Dion, Maná y Laura Pausini, premiados en los World Music Awards de Mónaco

El príncipe Alberto fue el encargado de presidir la ceremonia en la que el mundo galardona cada año a sus estrellas

Montecarlo se convirtió anoche en la sede de la música mundial al celebrarse en este lugar la 19ª edición de los World Music Awards, unos premios que cada año se otorgan a los artistas que más discos han vendido en todo el mundo. La capital del Principado, que ha acogido la entrega de estos galardones en quince ocasiones, volvía anoche a albergar la ceremonia después de que en los últimos tres años se haya celebrado en Las Vegas, Los Ángeles y Londres.

La gala estuvo presentada por el actor Julian McMahon, protagonista de la serie de televisión Nip/Tuck. Alberto de Mónaco, que fue el anfitrión de la noche, entregó a la canadiense Celine Dion el premio Legend "por su contribución excepcional a la industria musical". La cantante de 39 años, que ha vendido más de 180 millones de discos en toda su carrera, estuvo acompañada de su marido y representante, René Angelil, y dedicó el galardón a su familia: "Siempre que me subo al escenario, todos vosotros os subís conmigo", declaró la artista tras interpretar sobre el escenario Taking chances, primera canción de su próximo álbum en inglés, que sale al mercado la próxima semana.

Otra de las cantantes homenajeadas fue la estadounidense Patti LaBelle, de 63 años. Con más de cuarenta años de carrera, la primera cantante en conseguir el éxito con el tema Lady Marmalade fue premiada por su contribución a la música de Rhythm & Blues.

El británico Mika fue la estrella más premiada de la ceremonia, llevándose a casa los premios al artista revelación, al show masculino de más éxito, al artista pop-rock del año y al artista británico de más éxito. El cantante, sin embargo, tuvo que cancelar la interpretación prevista de su tema Grace Kelly debido a una laringitis.

Otros premiados durante la gala fueron el estadounidense de origen senegalés Akon, artista masculino de R&B más vendido, cantante africano de más éxito y artista de más ventas en Internet; la cantante de pop Rihanna obtuvo el premio al mejor espectáculo del año, así como a la cantante femenina de más éxito; la canadiense Avril Lavigne se llevó a casa el premio a la artista femenina de pop-rock; Maná fue reconocido con el premio al mejor grupo latino; el cantante egipcio Amr Diab, mejor artista de Oriente Medio y Laura Pausini, cantante italiana de más éxito. Todos ellos disfrutaron de un banquete anterior a la ceremonia cuyos ingresos se destinarán a la construcción de un hospital en la región de Darfur, en Sudán.

Más sobre

Regístrate para comentar