Luz Casal regresa a los escenarios tras superar un cáncer de mama

El 21 de noviembre saldrá a la venta Vida Tóxica, su undécimo disco de estudio

El título de su nuevo trabajo refleja con nitidez cómo ha pasado los últimos nueve meses de su vida. Vida tóxica es el reflejo de la lucha que Luz Casal ha mantenido contra el cáncer de mama que le fue diagnosticado el pasado mes de enero y contra el que ha estado luchando desde entonces. Tras ser operada de urgencia en Madrid, llegaron las sesiones de quimioterapia, una fase que Luz Casal definió con crudeza pero sinceridad en su página web: "Desde el 23 de febrero he aprendido a convivir con el veneno y la toxicidad… Mis venas están quemadas. Mis ojos vagos y llorosos. Mi cerebro perezoso. Y mi cabeza, ¡calva!". Fue entonces cuando se refugió en la música y compuso la mayoría de las letras y melodías de este LP, el undécimo de su carrera, que verá la luz el próximo día 21 de noviembre.

El primer corte Sé feliz es la mejor prueba de la recuperación de la gallega y sus ganas de volver a los escenarios, tras la suspensión de su gira. Tino di Geraldo, batería que acompaña a Luz desde hace 16 años, ha relatado cómo se encontraba la artista durante la grabación. "De cara a los otros nunca se quejó, al revés, era ella la que nos daba ánimos a nosotros. Incluso bromeaba diciendo que la ‘quimio’ tampoco era para tanto. Sé que por dentro lo pasó mal y este disco le ha servido de catársis" explica. Di Geraldo añade cuál es el secreto de este LP: "Luz, que tanta importancia da a las letras, se encontró con muchas cosas que contar. Ha supuesto un renacer, el regreso a una vida en la que ha aprendido a darle más valor a las cosas pequeñas".

Una de las sorpresas que la intérprete de éxitos como No me importa nada ha incluido en su repertorio es la versión en español de Il venait d’avoir 18 ans, un tema que popularizó en los años 70 la cantante gala Dalida.

Más sobre

Regístrate para comentar