Los esfuerzos de Britney Spears por recuperar a sus hijos

Ha pasado con éxito los análisis de alcohol y drogas y asiste a un consejero familiar

Después de haber perdido el pasado día uno de octubre la custodia de sus dos hijos, la reacción de Britney Spears no se ha hecho esperar. Si en los primeros momentos tras la decisión del juez se veía a la princesa del pop deshecha en lágrimas, ahora ha recobrado las fuerzas y ha decidido cumplir al pie de la letra las órdenes del tribunal. La artista se somete periódicamente a los análisis de alcohol y drogas, que hasta el momento había eludido en varias ocasiones. "Ha pasado los análisis de drogas, que han sido más de uno. Han dado negativo" comentó su letrado, Sorrell Trope, que añadió que Spears acude a las reuniones con un consejero familiar. "No ha habido quejas" concluyó. Trope aseguró que el modélico comportamiento de la artista la hace estar más cerca de conseguir de nuevo la custodia compartida de Jayden James y Sean Preston.

Las buenas noticias alcanzan además el otro juicio que tiene pendiente la intérprete por conducir sin licencia y verse involucrada en un accidente -una denuncia que también motivó la retirada de la custodia. En la vista celebrada el martes 9 de octubre, su abogado en este caso Michael Flanagan comunicó al juez la intención de la artista de cumplir con la decisión del tribunal (de ser declarada culpable se enfrenta a una pena de cárcel de hasta seis meses y una multa). La comparecencia de Britney en la sala ha sido pospuesta hasta el día 25 de octubre, un día antes de la siguiente vista de custodia, y la fecha límite para que Spears se presente en una de las comisarías de Los Ángeles para que le tomen las huellas dactilares y las fotografías para la ficha policial. La intérprete por otra parte ya ha solicitado ya la renovación de su permiso de conducir.

El apoyo de su familia
En estos momentos difíciles, la cantante ha contado con el incondicional apoyo de su hermana Jamie Lynn, con la que siempre ha mantenido una cercana relación. La jovencísima hermana de Britney Spears voló desde Kentwood hasta Los Ángeles con su madre, Lynne. El encuentro de las tres habría provocado el esperado acercamiento entre Britney y su madre -en el mes de junio, Britney le pidió que se alejara de sus hijos lo que provocó el enfrentamiento entre ambas, aunque se apuntó a que la intervención de Lynne en el internamiento de su hija en un centro de desintoxicación en el mes de febrero también tuvo algo que ver en el deterioro de su relación.

Paradójicamente y pese a las críticas iniciales, parece que esta polémica vida personal no está afectando al despegue profesional de la artista. Su primer single en los últimos dos años, Gimme more, ha alcanzado el puesto número tres de la lista Billboard y es uno de los temas más descargados en la red.

Más sobre

Regístrate para comentar