Paul McCartney, un padre orgulloso en el desfile de su hija Stella en París

Desde la primera fila del patio de butacas, un orgulloso Paul McCartney no dejó de aplaudir mientras las modelos presentaban la nueva colección de su hija Stella, llena de motivos naturales y vestidos ligeros. Junto al emocionado ex Beatle se sentaba su hija Mary quien, cámara en mano (no en vano es una reconocida fotógrafa), no se perdió ni un detalle de la presentación, plasmándola en decenas de instantáneas. Ellos fueron el mejor apoyo para la creadora, que lució su avanzado estado de gestación del que es su tercer hijo con un sencillo conjunto negro. Terminado el espectáculo, el intérprete aseguró que le había encantado la ropa y no tuvo más que halagos para Stella. "Es una colección muy sexy y femenina. ¡Ella es la mejor!" comentó antes de desaparecer detrás del escenario para dar un cariñoso beso a la modista.

De nuevo se evidencia así la excelente relación que une al músico con sus hijas, sus mayores pilares en los agrios momentos que atravesó tras su separación de la modelo Heather Mills. En la celebración posterior al desfile, se unió a Paul McCartney el novio de la actriz Salma Hayek, Françoise Henri Pinault. El empresario, que se acercó a felicitar a la diseñadora, acudió solo, debido a que Salma dio a luz hace apenas dos semanas a su primera hija, y tomó buena nota de lo que se expondrá la próxima primavera en los escaparates de las boutiques. También otros nombres conocidos del mundo musical asistieron a la muestra y así se pudo ver a Lily Allen y Kanye West entre el público.

La Semana de la Moda de París es un continuo ir y venir de caras conocidas y convierte durante estos días a la capital francesa en un escaparate de glamour y belleza. Hasta allí se han acercado actrices internacionales como Catherine Deneuve y otras más nacionales como Elsa Pataky, además de la Spice más adicta a la moda, Victoria Beckham.

Más sobre

Regístrate para comentar