Los Rolling Stones, los músicos más ricos según la revista ‘Forbes’

En un número especial dedicado a los músicos ricos, la publicación americana señala que son los cantantes más veteranos los que mayores ingresos generan

Cada año, la revista americana Forbes señala a los personajes más ricos del mundo. La última lista va dedicada a los músicos y, por segundo año consecutivo, son los Rolling Stones los que la encabezan. La banda capitaneada por Mick Jagger se ha embolsado, en el último año, alrededor de 88 millones de dólares. Su último tour, A Bigger Bang, ha conseguido generar más de 437 millones de dólares, convirtiéndose en la gira más rentable de la historia de la música pese a que fueron suspendidos algunos conciertos.

El segundo en la lista es el rapero y productor musical Jay Z, con 83 millones de dólares. Después de haber ingresado 194 millones de dólares con su Confessions Tour y convertirse en la mujer que ha conseguido recaudar más dinero en una gira, Madonna se sitúa en tercer lugar de la lista de los músicos más ricos con 72 millones. La siguen en el ranking los veteranos Bon Jovi, que lleva vendidas más de 3 millones de copias de su último disco Have a nice day, con 67 millones en el bolsillo. El cantante y compositor Elton John, la canadiense Celine Dion y la banda irlandesa U2, con 67, 53 y 30 millones de dólares en su haber, respectivamente, son otros de los destacados de la lista.

Las giras, una fuente de ingresos
La revista Forbes ha señalado que son los más veteranos del mundo de la música los que ocupan siempre las primeras plazas de la lista. Ello es debido, no sólo al número de discos que llevan vendidos en su carrera, sino también a los conciertos. Las giras se han convertido en las mayores fuentes de beneficios para los grupos de música. De hecho, todos los destacados de la famosa revista han realizado, en el último año, giras internacionales, consiguiendo así aumentar sus ingresos de forma considerable. Esta es la diferencia entre las bandas recién nacidas y las consolidadas. Las primeras no disponen, no sólo del capital, sino tampoco del reconocimiento y del caché suficientes como para embarcarse en un tour internacional.

Más sobre: