La abogada de Britney Spears: 'Ella sólo quiere ser una buena madre'

En plena batalla legal con Kevin Federline, la letrada de la cantante asegura que la 'princesa del pop' está atravesando momentos de frustración

El aluvión de críticas que ha tenido que soportar Britney Spears tras su actuación en la ceremonia de los premios MTV Video ha hecho mella en ella. Eso, al menos, es lo que ha asegurado su abogada, Laura Wasser, que ha salido en defensa de su cliente a la salida de una de las vistas judiciales de la batalla legal que mantiene la 'princesa del pop' con su ex marido, el bailarín Kevin Federline, por la custodia de sus hijos. "Ella sólo quiere ser una buena madre. Creo que está viviendo tiempo un tiempo de frustración", explicó la abogada, quien también aseguró que a Britney le hubiera gustado celebrar el cumpleaños de sus hijos -celebrado la pasada semana- sin tener que preocuparse de lo que opina el resto del mundo sobre ella.

El último capítulo en la lucha judicial que mantiene la pareja ha estado protagonizado, al parecer, por la paga mensual que la cantante debe ingresar a su ex marido, que asciende a casi 15.000 euros, y que, según una fuente judicial, finalizaría en noviembre. "Pero él todavía tendría la pensión para el mantenimiento de los niños, por lo que ahora eso no es lo que le preocupa. El único dinero adicional que ha solicitado ha sido los gastos relacionados con los abogados". Aunque la pareja aún no ha tenido que comparecer ante el juez, sus abogados, Laura Wasser y Mark Kaplan, respectivamente, se han convertido en los encargados de poner en marcha la estrategia de ambos artistas.

El inicio de la batalla
Aunque Kevin Federline y Britney Spears acordaron cuando se separaron una custodia compartida de sus hijos, el bailarín pidió poco después la custodia de Sean Preston, de 22 meses, y Jayden James, de 10 meses, debido al desconcertante comportamiento de la artista. Entre dichas actitudes, se encuentran el ingreso de Britney en una clínica de desintoxicación en el mes de febrero y unas fotografías de la cantante, supuestamente en top less, en la piscina de un hotel junto a su ex asistente, Sahnnon Funk.

Más sobre: