Britney Spears y Kevin Federline comienzan en los juzgados la batalla por la custodia de sus hijos

El martes día 4 se celebró la primera vista en la corte de Los Ángeles

Los juzgados de Los Ángeles se han convertido ya en el escenario oficial de la dura lucha que Britney Spears y Kevin Federline mantienen por la custodia de sus hijos. Pese a que la pareja aún no ha tenido que comparecer ante el juez, sus abogados, Laura Wasser y Mark Kaplan, respectivamente, ejercen como generales al mando para poner en marcha la estrategia de ambos artistas. El pasado martes, día cuatro de septiembre, se celebró la primera vista oficial del caso en la que la artista quedó exculpada tras la investigación del Departamento de Asuntos Sociales. Una denuncia contra la cantante detallando varios episodios de supuesta negligencia para con los pequeños Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno, -que habrían sido, según se ha publicado, su deficiente higiene dental y sus malos hábitos alimenticios y de sueño- provocaron que dicha institución abriera un expediente. La letrada de la artista explicó al término de la vista que Britney ha sido exculpada de estas acusaciones, hechas por una persona anónima y que por tanto no constarán en el proceso por la custodia. "No parece que el condado vaya a tomar alguna medida legal al respecto. No sé quién puso las quejas, pero estoy intentando averiguarlo", comentó Laura Wasser al final de la audiencia.

Tres comparecencias a finales de año
Tras esta primera fase, los oficiales del juzgado aseguran que habrá al menos tres comparecencias más este año, dos de ellas previstas para el 26 de noviembre y el 18 de diciembre, en las que se revisarán las conclusiones de la sala, una vez escuchados los testimonios de los testigos. Será entonces cuando probablemente la pareja, que firmó el divorcio definitivo el pasado treinta de julio, se vea las caras en la sala del tribunal. En el mes de agosto, comenzaron a recogerse las declaraciones de algunos empleados de la cantante como su ex guardaespaldas, su antiguo manager y la antigua niñera de sus hijos, un proceso que sigue en marcha.

Kevin Federline y Britney Spears acordaron una custodia compartida de sus hijos, desde que se separaron el pasado mes de noviembre. Sin embargo y apenas unos días después de firmar el definitivo acuerdo de divorcio, el bailarín pidió la custodia total al Tribunal Superior de Los Ángeles, alegando que los niños corren un "riesgo innecesario" cuando están con su madre. El vertiginoso ritmo de vida de la princesa del pop, que ingresó en una clínica de desintoxicación en el mes de febrero, y unas fotografías de la cantante, supuestamente en top less, tomadas en la piscina de un hotel junto a su ex asistente, Sahnnon Funk, podrían haber sido la causa de la petición de su ex marido.

Nuevo disco en noviembre
En medio de estas turbulencias, la diva del pop prepara su debut en el mercado discográfico después de dos años de ausencia. En el mes de noviembre, probablemente el día 13, saldrá a la venta su nuevo disco, aunque sus incondicionales ya han podido escuchar un adelanto del mismo en diversas páginas de Internet, Gimme more, un single que, según se rumorea, podría interpretar en la ceremonia de entrega de los premios MTV Video el próximo 9 de septiembre.

Más sobre: