Nicole Richie

Hija adoptiva del cantante Lionel Richie, y amiga del alma de Paris Hilton, está esperando su primer hijo

Fue adoptada por el cantante Lionel Richie durante su matrimonio con Brenda Harvey, de quien se divorció en 1991. Nació el 21 de septiembre de 1981. Durante mucho tiempo se dijo que su padre biológico se llamaba Peter Michael Escovedo, hermano de la famosa percusionista pop de los años 80, Sheila E, pero Nicole lo desmintió y dijo que su padre era un batería del grupo de Lionel y su madre una de sus asistentes. A los tres años de edad, y por motivos económicos, se fue a vivir a casa del cantante, que la adoptó seis años después.

Nicole ha heredado de su padre su pasión por la música y llegó a formar una banda de rock llamada 2Darling con la modelo Josie Maran y las hermanas Soleil y Sofía Alberti. También ha probado suerte en el mundo de la moda. En su primer desfile dejó atónitos a todos los allí presentes, porque se levantó la blusa y enseñó el pecho.

Su vida sentimental también ha sido bastante ajetreada. Mantuvo un romance muy sonado con el actor Brody Jenner, con quien se dijo que tenía pensado pasar por el altar, pero al final rompieron su relación. Su rápido ritmo de vida la ha llevado a estar ingresada en varias ocasiones, para desintoxicarse y por su preocupante pérdida de peso. Ahora parece que ha conseguido la estabilidad al lado de Joel Madden, cantante del grupo Good Charlotte, con quien tendrá su primer hijo a principios del año que viene y, al parecer, le dará el "sí quiero", aunque todavía no han anunciado la fecha de su enlace.

Su amistad con Paris Hilton, su alma gemela
Nicole y Paris Hilton se conocieron en el colegio cuando eran pequeñas y desde entonces se convirtieron en compañeras inseparables. Protagonizaron juntas el reality show The Simple Life, en el que descubrieron lo que es una vida en el campo, alejadas de los lujos a los que están acostumbradas. Después de rodar varias temporadas, las "amiguísimas" dejaron de hablarse durante un año y medio para acabar haciendo las paces de nuevo y llevar unas vidas paralelas en cuanto a escándalos y excesos. La primera a la que detuvieron conduciendo bajo los efectos del alcohol fue a Paris. Después de que le retirarán el carné volvió a ponerse al volante de un coche, pero fue detenida de nuevo y esa vez, aparte de una cuantiosa multa, fue condenada a 45 días de cárcel, de los cuales cumplió 23. Lo de Nicole fue parecido, solo que a ella sólo la pararon una vez, conduciendo en dirección contraria, bajo los efectos del alcohol y estupefacientes. Después de la pertinente multa y retirada de la licencia de conducir, también fue condenada a prisión, pero sólo cuatro días, de los cuales sólo cumplió 82 minutos por falta de espacio en la penitenciaría.

Más sobre: