Un oficial de Malawi visitará a Madonna la próxima semana para evaluar su adopción

Penstone Kilembe llegará a Londres el 4 de septiembre para comprobar si la cantante reúne las condiciones necesarias para convertirse en la madre del pequeño David

El polémico proceso por el que Madonna busca adoptar a David Banda, el niño que la cantante recogió de un orfanato de Malawi el pasado mes de octubre, acaba de tomar un nuevo rumbo. Un oficial designado por el Tribunal Superior de Malawi ha revelado este lunes que viajará a Londres la próxima semana para comprobar si la artista y su marido, Guy Ritchie, reúnen las condiciones necesarias para convertirse en los padres adoptivos del pequeño.

"La ministra de mi gobierno ha cambiado de idea y me ha permitido partir hacia Gran Bretaña el próximo 4 de septiembre. Espero pasar allí dos semanas", ha afirmado Penstone Kilembe a la agencia Reuters. Kate Kainja, ministra para el Desarrollo de la Mujer y del Niño, le denegó este mismo permiso el pasado 5 de agosto después de que el periódico Malawi News informara de que Kilembe había pedido personalmente a Madonna dinero y un billete de avión sin el consentimiento del gobierno, un hecho que él negó. Kainja declaró entonces a un semanario de Malawi: "Pensamos que el señor Kilembe se ha tomado todo el asunto como algo personal" y añadió que otras personas podrían hacer este mismo trabajo.

Hoy, sin embargo, hemos conocido que el Tribunal Superior de Malawi ha designado a Kilembe para viajar dos veces al Reino Unido y confía en su testimonio para certificar en una vista oral que se celebrará el año que viene si Madonna y su marido son aptos para adoptar al niño.

En período de pruebas
La estrella del pop recogió a David Banda de Malawi en octubre del año pasado, cuando el pequeño tenía 13 meses de edad y después de que su padre, Yohane Banda, lo entregara a un orfanato de Lilongwe tras la muerte de su esposa. Orfanato que la propia Madonna visitó en abril para supervisar los trabajos de construcción de un centro sanitario para niños financiado a través de la ONG Raising Malawi, de la que ella es su principal donante. Desde que a Madonna se le concediera la custodia provisional en octubre, la artista se encuentra en un período de pruebas de 18 meses en los que se comprobará si es apta como madre de David y que, si todo marcha bien, tendría que finalizar con la adopción en abril de 2009.

Más sobre: