Luciano Pavarotti abandona el hospital

El tenor, que fue hospitalizado el pasado 8 de agosto, continuará su convalecencia en su residencia de Módena

El tenor italiano Luciano Pavarotti, una de las voces con mayúsculas del bel canto, ha sido dado de alta después de haber estado ingresado en el Policlínico de Módena, su ciudad natal, durante 17 días debido, según medios italianos, a una infección o principio de pulmonía. Pavarotti fue hospitalizado el pasado día 8 de agosto debido a la fiebre alta que tenía al regresar de las vacaciones que estaba pasando con su familia en la residencia que tiene en Pesaro, situado en la costa adriática, y aunque a los pocos días de ser hospitalizado los médicos dieron el visto bueno para que se fuera a casa, el tenor decidió, por voluntad propia, seguir hospitalizado para que los especialistas le tuvieran controlado y le siguieran realizando una serie de controles relativos a la operación de páncreas a la que fue sometido en julio del 2006.

Ahora Pavarotti continuará su convalecencia en su residencia de Módena, muy cercana al hospital, rodeado de su familia y acudiendo a los controles médicos necesarios. Luciano, considerado uno de los mejores tenores de su generación, se retiró de la vida pública y de los escenarios tras su operación de páncreas. Y tan sólo abandonó brevemente su retiro el pasado mes de septiembre para viajar a la ciudad de los rascacielos y se dijo entonces que el motivo de dicha salida podría haber sido algún tipo de chequeo al que el cantante se habría tenido que someter para comprobar que todo iba bien.

Según su esposa, Nicoletta Mantovani, en una amplia entrevista que concedió a los pocos días de la hospitalización del tenor, éste continúa cultivando su gran pasión: el bel canto. "No está inactivo, ya que está grabando un disco de música sacra, un estilo que siempre ha amado". La última actuación del tenor, de 71 años, tuvo lugar hace un año y medio, en febrero de 2006, en Turín, durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, cuando interpretó Nessun Dorma, de la ópera ‘Turandot’, de Giacomo Puccini.

Más sobre: