Mel B demanda a Eddie Murphy para que le pase una pensión económica a su hija Angel Iris

La cantante ha pedido además que el actor reconozca legalmente a la niña, de tres meses de edad

Aunque parecía que el análisis de ADN había puesto fin a la pelea entre Mel B y Eddie Murphy, vuelve a ser la Spice la que reaviva de nuevo la polémica. La cantante ha acudido a los juzgados para solicitar al actor una pensión económica, cantidad que no ha transcendido, con la que mantener a la hija de ambos. La abogada de Melanie Brown, ese es el verdadero nombre de la intérprete, explicó además en rueda de prensa que en la misma demanda se solicita el reconocimiento legal de la paternidad y la custodia única para la madre. La letrada Gloria Allred comentó que, a pesar de que el resultado de la prueba de sangre demostró que Murphy era el padre biológico de la niña, este no la ha reconocido legalmente.

Mel B explicó el motivo de esta nueva petición judicial. "Hoy estoy aquí con una única razón: su nombre es Angel. Quiero que sepa que fue una niña querida por él y por mí. Quiero que sepa que tiene dos padres que se responsabilizan y que quieren formar parte de su vida", concluyó. El representante del actor no ha querido hacer comentarios al respecto de estas nuevas declaraciones, ni tampoco el actor, quien no ha dejado que estas nubes enturbien su horizonte. Murphy continúa preparando su boda con la productora Tracey Edmonds, para la que aún no ha fijado fecha. La pareja se prometió esta semana en matrimonio y, según se ha publicado, le ha comprado a Edmonds un caro anillo de diamantes.

Fue precisamente Tracey Edmonds la que sustituyó a Mel B en el corazón del intérprete de Dreamgirls, que anunció en televisión el fin de su noviazgo con la chica picante poco después de saberse que esta estaba embarazada. Esta confesó en su momento haberse sentido sorprendida y decepcionada por el artista, quien no le habría comunicado la noticia en persona.

Melanie declaró recientemente a la revista Essence que el embarazo había sido planeado y que incluso tenía planes de boda con el actor. "Nos íbamos a casar en Navidad, pero tuvimos que retrasarlo por el embarazo. Decidimos entonces que lo haríamos tras el nacimiento del bebé". "Mi única preocupación es que Eddie sea responsable. Se necesitan dos para tener un hijo y sacarlo adelante. Si tienes un hijo conmigo, tienes que estar en su vida, una vez a la semana o al año, eso da igual" explicó entonces.

Más sobre: