Britney Spears y Kevin Federline ya están oficialmente divorciados

El juez ha ratificado el acuerdo previo al que llegó la pareja el pasado mes de marzo

Britney Spears ya es una mujer soltera. Después de varios meses de trámites, el juez de la Corte Superior de Los Ángeles ha ratificado los términos del acuerdo al que habían llegado Kevin Federline y la cantante el pasado mes de marzo, en una reunión celebrada apenas una semana después de que Britney finalizara su tratamiento de desintoxicación. La abogada de esta, Laura Wasser, confirmó la noticia: "Todo ha terminado. La señorita Spears está conforme con el acuerdo, aunque le gustaría estar más tiempo con sus hijos". Y es que, aunque los detalles no se han hecho públicos, de este comentario se deduce que finalmente la pareja compartirá la custodia de los dos hijos que tiene en común, Sean Preston, de casi dos años, y Jayden James, de diez meses, como se dijo en marzo. Entonces se apuntó además a que Federline podría recibir cerca de un millón de dólares (750.000 euros).

Britney Spears y Kevin Federline se casaron en octubre del año 2004, un matrimonio en el que la cantante volcó sus energías abandonando por un tiempo su carrera musical. Pero la felicidad duró apenas dos años ya que, en noviembre de 2006, la artista pidió el divorcio alegando diferencias irreconciliables. Desde que se separaron, han compartido la custodia de sus dos hijos, a pesar de que recientemente se rumoreó que Federline estaba dispuesto a pedir la custodia total de los pequeños debido al ritmo de vida de la intérprete de Ups! I did it again.

Ya como mujer soltera, la cantante sigue trabajando en su nuevo disco, el que supondrá su reaparición sobre los escenarios y que podría estar ya a la venta a finales de este año. La nueva Britney promete un estilo más rockero y agresivo, alejado de la imagen dulce e infantil de su primera época, al menos eso es lo que ha comentado su productor, Sean Garret.

Más sobre

Regístrate para comentar