El rapero P. Diddy, de fiesta en Saint Tropez con Bono y Penélope Cruz, tras su ruptura con Kim Porter

El rapero P. Diddy ha elegido las playas de Saint Tropez para relajarse y poner un poco de distancia con la rutina tras su ruptura con Kim Porter, madre de tres de sus hijos. El artista ha aprovechado el buen tiempo para pasear por las calles de esta villa francesa, destino preferido de las estrellas en la época estival. Vestido completamente de blanco, con una copa en la mano y acompañado por varios amigos, el músico se acercó hasta el club 55, uno de los locales más selectos de la zona al que se llega en barco desde el puerto marítimo.

Allí coincidió con uno de sus compañeros de profesión, Bono, líder del grupo U2, que es uno de los rostros habituales de esta costa. El intérprete de With or without you se acercó a la lancha que le esperaba en el muelle flanqueado por dos bellas mujeres, la modelo Helena Christensen y la actriz Penélope Cruz (que apura sus últimos días de descanso antes de comenzar el rodaje de la última película de Woody Allen en Barcelona). Los cuatro, a los que les une una buena amistad, compartieron una tranquila tarde en las instalaciones del local. Precisamente Diddy, Christensen y Cruz se han unido a la campaña humanitaria promovida por Bono para luchar contra el Sida en África, que se presenta bajo el nombre de One.

El rapero Sean Diddy Combs, ese es su verdadero nombre, anunció el fin de su relación con Kim Porter el pasado 10 de julio, tras diez años de idas y venidas y tres hijos en común. La modelo confesó poco después en una entrevista que ella había tomado la decisión de poner fin a su noviazgo con Diddy. "Lo hice por mis intereses, los de Sean y los de nuestra familia. Espero seguir adelante con mi vida y mi carrera y le deseo prosperidad, salud y felicidad en su vida y en sus futuras relaciones" aseguró Porter. La pareja tiene tres hijos en común, Christian, de nueve años, y dos niñas gemelas que tienen seis meses, D’Lila Star y Jessie James. Además el artista tiene otro hijo Justin, de trece años nacido de su relación con la estilista de moda Misa Hylton-Brim y Kim Porter es madre de un joven adolescente, Quincy, cuyo padre es el cantante Al B. Sure.

Más sobre: