Alejandro Sanz confiesa que los problemas personales fueron los culpables de su estrés

El cantante volverá a subirse a un escenario el día 4 de agosto, en Santiago de Compostela

Falta apenas una semana para que se reencuentre con su público y además será en España, su país natal, algo que le emociona profundamente. Alejandro Sanz apura sus últimos días de descanso antes de volver a coger ese Tren de los momentos que le ha llevado por media Sudamérica y que tuvo que detenerse antes de llegar a Estados Unidos debido al estrés de su maquinista. El médico le recomendó a Alejandro que bajara el ritmo y se tomara unas mini vacaciones algo que, tal y como ha asegurado recientemente el cantante, tuvo que hacer a su pesar.

Con la ilusión puesta en su reaparición el próximo 4 de agosto en Santiago de Compostela, el artista se ha sincerado en una entrevista en el periódico El Pais. Alejandro Sanz explica que durante una de sus actuaciones en México comenzó a sentir que le faltaba el aire: "Me sentía cansado y, sin ganas de comunicarme con los demás. Casi me desmayé durante un show. Un yuyo que me asustó, nunca me había pasado". Sin embargo, este agotamiento no tenía que ver con el ajetreo que supone la promoción y la gira de conciertos, sino con "la carga de lo anterior", según explica el artista refiriéndose a esos problemas personales que le han afectado en los últimos meses -el presunto chantaje por parte de sus empleados, la noticia de que tenía un hijo nacido de su relación con Valeria Rivera y su separación matrimonial. "Te meten en un circo mediático donde la gente quiere ser juez, fiscal y testigo. Pero nunca he dejado que esa tropa me manipule" asegura.

En estas semanas, comenta, ha seguido "curarse" y es que dedica doce horas a una terapia que incluye deporte y charlas con los psicólogos: "Se trata de realizar un trabajo con lo que aquí llaman defectos de carácter". El artista asegura que se cuidará más a partir de ahora, "ya no habrá fiestas después de los conciertos", aclara. Antes de volar a nuestro país, al intérprete del Corazon partío le espera una especial despedida y es que este sábado su hija Manuela cumple seis años, ocasión para la que tendría planeada una gran fiesta.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más