Justin Timberlake cambia los estudios de grabación por los fogones

El artista ha inaugurado un restaurante en el que se servirán especialidades de la cocina del sur de Estados Unidos, donde él nació

Diseñador de moda, interprete en la gran pantalla, compositor de canciones y por supuesto cantante. Justin Timberlake se ha revelado como un artista polifacético que un día crea una discográfica propia para lanzar nuevas voces y al siguiente imprime su estilo a una nueva colección de ropa. Ahora Justin se mete entre fogones y sartenes para llevar a Nueva York las delicias de la cocina sureña americana, su tierra natal. En la carta de su restaurante Southern Hospitality, que se traduciría como Hospitalidad sureña, se han incluido platos como buñuelos de cangrejo y maíz, tomates verdes fritos y costillas de cerdo a la brasa, además de una interminable lista de postres. Un emocionado Justin sentenció: "¡Si no puedes ir a Memphis, nosotros te lo traemos!".

La fiesta de inauguración fue una reunión familiar en toda regla. La madre del artista, Lynn Harless, y sus abuelos no quisieron dejarle solo y degustaron algunas de las propuestas de este nuevo local, situado en el East Side de Manhattan. Los cuatro posaron ante las cámaras como una gran familia unida y es que Justin mantiene una excelente relación con su madre, que viajó con él por media Europa. La ausencia más notable fue la de la actriz Jessica Biel, novia del artista, que estaba en otro lugar de la ciudad atendiendo uno de sus compromisos profesionales -el estreno de su último trabajo I now pronounce you Chuck and Larry.

Las cariñosas imágenes de Justin y Jessica paseando por Estocolmo confirmaron lo que era un secreto a voces. La pareja recorrió media Europa acompañada además por la madre del cantante, con la que Jessica parece llevarse a la perfección. La relación entre ambos había sido ya objeto de numerosas especulaciones, aunque Justin se encargó de jugar varias veces al despiste asegurando que ella era sólo una "buena amiga".

Más sobre: