Nicoletta, esposa de Pavarotti: 'Luciano lucha como un león. Ahora puedo decir que está bien'

Una de las voces con mayúscula del bel canto ha vuelto a resonar ante el público. Tras las especulaciones de los últimos días sobre su estado de salud -recordemos que hace justamente un año fue operado de un cáncer de páncreas-, el tenor Luciano Pavarotti se comunicó, vía telefónica, con una ceremonia celebrada en la isla italiana de Ischia en la que se le otorgaba un premio. Para recogerlo en su nombre estaba su esposa Nicoletta Mantovani que aseguró que el tenor se encuentra mejor de salud. "Luciano está mejor. No ha perdido el cabello y sobre todo no ha adelgazado" comentó. Un emocionadísimo artista dijo, dirigiéndose a su esposa: "Amor, qué bonito que estéis todos ahí". Junto a ella en el escenario, amigos y compañeros como Laura Pausini y Andrea Bocelli, al que se dirigió personalmente: "Eres la voz perfecta para hacer un dueto en mi próximo disco".

Y es que el cantante, pese a estar retirado de la vida pública desde que se agravó su dolencia, no ha dejado de trabajar. Nicoletta, en una entrevista publicada en el diario italiano La Stampa, asegura que está preparando un nuevo disco de música sacra. "No está inactivo. Siempre ha amado la música sacra y además es maravilloso que en Pesaro (lugar en el que está la residencia familiar) se escuche de nuevo música por la casa", explica. La que ha sido su compañera en los últimos quince años añadió algunos datos sobre cómo ha afrontado el tenor su delicada enfermedad. "Quiero desmentir los rumores que aseguran que está al final de su vida. Lucha como un león y jamás ha perdido el ánimo porque tiene una familia al lado que le adora. Además los resultados de las pruebas le dan coraje para seguir adelante", indicó.

Alice, la niña de sus ojos
Nicoletta se refirió así a las declaraciones de la hija del tenor, Giuliana, de 38 años (la menor de las tres hijas que Pavarotti tuvo con su primera esposa, Adua Verona, con quien estuvo casado durante más de treinta y cuatro años), de las que se hizo eco toda la prensa. De esos comentarios se deducía que el estado de Pavarotti era peor de lo que realmente es, según su mujer. "Cuando se saca una frase de contexto, las declaraciones parecen falsas" aseguró. La pareja está más unida que nunca y afronta el futuro con esperanza. "Hablamos de todo", comienza Nicoletta, "nuestra fuerza es el diálogo. El buen humor nunca nos ha abandonado porque también para nuestra hija (Alice, su hija en común que nació en el año 2003) es bueno vernos así". Leer libros, cantar… son algunas de las actividades que hacen todos juntos. Alice es una parte muy importante en la vida de ambos, sobre todo después de perder a su gemelo poco después de nacer. "Ella nos da felicidad porque canta para su padre y le cuenta fábulas que se inventa en el momento" relata.

La esposa de Luciano contesta claramente a la pregunta de si hablan en alguna ocasión de la muerte. "No es necesario. Cada uno sabe qué significa para él la muerte y cómo afrontarla. Lo sé yo, lo sabe él y los sabemos todos" asegura. Tampoco vacila cuando hace balance de lo que ha supuesto este año de tratamientos: "Basta mirar las cosas en su justa medida. Haciendo el disco ahora se distrae. Lo está grabando con calma, es la primera vez en su vida que no tiene prisa".

Más sobre: