El guardaespaldas de Britney Spears, su inseparable confidente

El joven moreno no se separa de la cantante, que ha retomado su rutina familiar con sus hijos y continúa grabando su nuevo disco

Luciendo nueva imagen con una larga morena ondulada, Britney Spears continúa inmersa en la grabación del que será su nuevo trabajo discográfico. Dejando atrás el complicado momento personal que vivió tras su divorcio y su ingreso en el centro de rehabilitación, la artista ha retomado poco a poco su vida familiar y se la puede ver disfrutando cada vez de más tiempo con sus dos hijos, Sean Preston, de casi dos años, y Jayden James, que cumplirá uno en septiembre. Sin embargo no sólo sus pequeños son su mayor refugio, uno de sus guardaespaldas, al menos esa parece ser la relación que les une, se ha convertido en compañero inseparable de la cantante -tanto que la rumorología ya les atribuyen algo más que amistad, un dato que ni el representante de Spears ni ella misma han confirmado.

El joven alto y moreno, que se esconde de los flashes tras unas gafas oscuras, conduce el Mercedes de la artista por toda la ciudad de Los Ángeles. La lleva de compras, al teatro donde vieron el musical Wicked e incluso la acompañó a la Iglesia presbiteriana de Bel Air donde asistieron al servicio religioso. El que parece haberse convertido en el mejor confidente y amigo de la artista también la ayuda y acompaña mientras esta ejerce su papel de madre.

A pesar de este momento de tranquilidad que parece estar atravesando, los problemas no abandonan a la Britney Spears. Esta semana se ha informado de que intenta alejar a su madre de sus hijos por vía legal, en represalia por su participación en su internamiento en la clínica de desintoxicación, y además su ex marido Kevin Federline se habría negado a firmar la sentencia definitiva de divorcio. Aunque su vida personal sigue siendo un tanto ajetreada, las cosas parecen irle de maravilla en lo profesional ya que su productor ha definido su nueva música como "potente, agresiva, fresca, renovada, bailable y corrosiva". Habrá que esperar aún hasta el segundo semestre de 2008 para comprobar si los fans opinan lo mismo.

Más sobre: