Raquel del Rosario juega al despiste asegurando que no se ha casado con Fernando Alonso

La cantante, que ha sido elegida como imagen de la línea de joyas de la firma Viceroy, comentó: 'Le dije a mi madre: No te creas nada. Cuando me vaya a casar, te lo cuento'

Parecía seguro que Fernando Alonso y Raquel del Rosario se había casado en Asturias, al terminar la pasada temporada de Fórmula 1. Y así estaba todo hasta que hace unos días Raquel asistió a la presentación de la nueva tienda de Viceroy en Madrid y, con sus respuestas, consiguió desconcertar a los periodistas. Sin querer entrar en detalles, la cantante dejó caer como quién no quiere la cosa que no se ha casado con el bicampeón de Fórmula 1. No hubo más respuestas sólo un "¿A qué os habéis quedado flipados?" con el que Raquel dio por terminadas las preguntas. Y sí, nos dejó impresionados porque el pasado mes de febrero el párroco de Limanes confirmó que el enlace se había celebrado en Asturias, en la más estricta intimidad y oficiado por un amigo de la cantante.

Raquel ha sido elegida imagen de la línea de complementos de la firma Viceroy, tomando el relevo de Fernando Alonso, que anunció la colección de relojes de la marca durante cuatro años. Esta es la primera campaña de publicidad que Raquel hace en solitario -hasta ahora siempre había trabajado con su grupo, ‘El sueño de Morfeo’- y ni se plantea posar en un futuro con Fernando: "No creo que tenga que ver ninguna cosa con la otra. Tampoco queremos mezclarlo".

Raquel, ¿eres mujer de muchas joyas?
No, me gusta llevar pero no muchas, sino en el momento adecuado, la joya adecuada. Siempre llevo algún brazalete, anillos y el reloj, que es indispensable y en los complementos me encantan las gafas de sol, los bolsos, los collares, las pulseras... En lo que más gasto es en bolsos y gafas de sol. Me gustan las joyas muy juveniles porque mi estilo es muy deportivo y juvenil.
¿Vas mucho de compras?
Voy muchísimo de compras. Es mi hobbie favorito.
¿En los viajes aprovechas para ir de tiendas?
Sí, siempre que estoy en otro país o en España de gira aprovecho para hacer una escapadita de gira y visitar las tiendas. De momento sólo ropa, para la casa soy más perezosa.
Acabas de presentar el segundo disco del grupo, ¿estáis contentos con la acogida?
Siempre es un placer ver que cuando sacas un trabajo nuevo puedes mantenerte y además puedo compaginarlo con trabajos de publicidad, como este que estoy haciendo con Viceroy.
Personalmente, se te conoce muy poco y tienes fama de huidiza y tímida.
Supongo que soy huidiza con las cosas que no me gustan. Disfruto encima de un escenario que es lo que me gusta hacer, es mi profesión y siempre he pretendido que se me conozca por mi trabajo. Creo que todo el mundo piensa que las personas que tenemos éxito somos inaccesibles y yo siempre he querido hacer ver que soy una persona normal, sencilla, de carne y hueso, con mis defectos. Soy una chica normal, no pretendo ser una superestrella ni nada de eso.
Tiene que ser mucho más difícil llevar una vida normal ahora que tanto tú como Fernando sois muy conocidos.
La fama tiene un precio y hay que sacrificar cosas. Se lleva como se puede.
¿Cómo llevas ese interés que despertáis?
Lo llevo bien tengo una gran salud, tengo gente maravillosa a mi alrededor, tengo una gran familia y eso es lo importante. Creo que el noventa y nueve por ciento de las cosas que se han dicho de nosotros son mentira. Si yo tomo la decisión de no querer hablar de eso, me gustaría que se respetase. Siempre voy a luchar por ser Raquel del Rosario, la cantante que sube a un escenario y canta.
¿A tu familia le afecta más?
Mi familia está encantada. Cuando mi madre me llamó por segunda vez preguntando ‘Oye es verdad esto que dicen. Yo le dije: ‘Mamá no te creas nada. Cuando yo me vaya a casar, cuando vaya a hacer algo, yo te llamo y te lo cuento, no te preocupes’ Quizás en eso es en lo que más daño se hace.
Y si algún día te casas dirás: ‘Me caso’
No lo sé, pero supongo que no.

Más sobre

Regístrate para comentar