Eddie Murphy, tras las pruebas de ADN: 'Si la hija de Mel B es mía, haré lo correcto'

La ex pareja acudió a una clínica de Los Ángeles para hacerse los análisis por mandato del juez

Una de las historias de amor más escabrosas del mundo del espectáculo está a punto de llegar a su fin. Eddie Murphy y Mel B acudieron ayer a una clínica de Beverly Hills para hacer los análisis de ADN ordenados por el juez. Los resultados determinarán si la hija que tuvo la cantante hace apenas dos meses es fruto de su relación con el actor, algo que él ha negado desde que se conoció la noticia del embarazo. La ex pareja, que mantuvo un breve romance el año pasado, no llegó sin embargo a encontrarse en los pasillos del centro clínico, pese a haber sido citados el mismo día.

El primero en entrar fue Eddie Murphy que tuvo que abandonar la promoción de su última película Shrek 3 en Londres para viajar a Estados Unidos. Con gesto pensativo, el artista sólo comentó al término de la extracción de sangre que si se demuestra que Angel Iris es hija suya, "hará lo correcto". Mel B llegó unos minutos después con su bebé en un "maxi cossi", evitando contestar a las preguntas de los periodistas.

Un año de ‘dimes y diretes’
Los problemas de la pareja comenzaron a finales del año 2006, momento en que se hizo público el embarazo de la ex Spice. El protagonista de Dreamgirls se apresuró a desmentir en televisión la paternidad del bebé, añadiendo que su relación con la cantante había finalizado: "Nosotros no estamos juntos. Yo no sé de quien es el niño, hasta que tenga el test de paternidad". Una ruptura televisada que cogió por sorpresa a Melanie, que aseguró no estar enterada del final de su noviazgo y reiteró que Eddie era el responsable de su estado. Tras el nacimiento de la pequeña Angel Iris el pasado mes de abril -paradójicamente el mismo día en que Murphy cumple años- y dado el silencio mantenido por el actor, Mel B inscribió a la niña en el registro civil como hija de Murphy, dándole además sus apellidos.

El siguiente paso lo dio la artista en los juzgados de Los Ángeles al solicitar una prueba de ADN, puesto que, a pesar de haber comentado su intención de hacer dichos análisis, Murphy no se había puesto en contacto con ella para hacerlo de modo voluntario. Serán los resultados de la prueba los que permitan conocer el desenlace definitivo de esta historia, que comenzó hace apenas un año con un bonito romance.

Más sobre

Regístrate para comentar