Christina Aguilera sorprende a su marido con una divertida fiesta de disfraces

La artista organizó una velada en un local del East Village neoyorquino para celebrar el treinta aniversario de Jordan Bratman

La cantante Christina Aguilera eligió una forma muy original de sorprender a su marido, Jordan Bratman, en su treinta cumpleaños. La artista organizó, en un local del East Village de Nueva York, una fiesta de disfraces a la que asistieron los amigos de ambos. Una vez terminada su gira mundial de conciertos en la que presentó su último trabajo, Back to basics, Christina tiene más tiempo libre, momentos que dedica por entero a su marido del que está tan enamorada como el primer día. La pareja contrajo matrimonio en noviembre de 2005 y sus apariciones públicas son la mejor muestra de que viven en una constante luna de miel.

Vacaciones en Hawai
El atuendo elegido por Jordan para esa noche mágica tenía reminiscencias hawaianas, aunque no se podía comparar del todo con la típica apariencia de un indígena de esta isla. El marido de la intérprete llevaba una falda de flecos y una camisa con motivos de flores, aunque por debajo vestía los clásicos vaqueros, camiseta y deportivas. Quizá no se decidió a llevar sólo el disfraz por las bajas temperaturas nocturnas, un frío que no parecía afectar a su mujer. Metida en la piel de una turista que disfruta de un día de playa, Christina Aguilera lució su espléndida figura con un bañador, estilo años sesenta, rojo con lunares blancos, un pareo anudado a la cintura y una corona de flores.

Ambos posaron sonrientes a la salida del local, donde decenas de fans de la cantante la esperaban ansiosas. Jordan bromeó con dos de ellas intentando sacarles una foto en lugar de enfocar a su esposa, que observaba la divertida escena con una sonrisa. La artista se está tomando, tras su intensa gira, una temporada de descanso antes de volver a conquistar al público desde el escenario.

Más sobre: